27 jun. 2012

Metamorfosis espiritual

     "No pregono la revolución... Mi lema para el futuro, y para quienes son inteligentes en el presente, es rebelión.
     ¿Cuál es la diferencia?  La rebelión es acción individual, no tiene nada que ver con las multitudes. La rebelión no tiene nada que ver con la política, el poder, la violencia. La rebelión tiene que ver con cambiar la conciencia, el silencio, el ser las personas. Es una metamorfosis espiritual. El individuo que pasa por una rebelión no combate con nadie, sino que lucha con su propia oscuridad. No se necesitan espadas, no se necesitan bombas.  Lo que se necesita es estar más alerta, más meditación, más amor, más oración, más gratitud. Rodeado de todas estas cualidades, el individuo vuelve a nacer.
     Enseño este hombre nuevo, y esta rebelión puede ser el vientre para el hombre nuevo que enseño. Ya probamos los esfuerzos colectivos y fracasaron. Pasemos ahora a los esfuerzos individuales. Si uno solo se inflama con la conciencia, el gozo y la bienaventuranza, contagiará a muchos más.
     La rebelión es un fenómeno silencioso que se propagará sin hacer ruido ni dejar huellas.  Pasará de corazón a corazón en hondos silencios, y el día en que haya llegado a millones de personas sin derramar ni una gota de sangre, bastará el conocimiento de esos millones para cambiar nuestra antigua forma animalista de ser.  Cambiará nuestra avaricia y el día que termine la avaricia, no habrá impulsos por amasar dinero. Ninguna revolución ha podido destruir la avaricia; los que suben al poder se vuelven codiciosos...
     Si no se propaga una rebelión de persona a persona, si no podemos crear una atmósfera de iluminación en el mundo en la que la codicia se derrumbe por sí misma, en la que la ira no sea posible, en la que la violencia sea imposible, en la que el amor sea la manera de vivir... en la que se respete la vida, en la que el cuerpo sea amado y apreciado, en la que no se condene la comodidad...
     Toda la naturaleza quiere comodidad. Toda la naturaleza quiere todo el lujo que sea posible.  Pero nuestras religiones nos han educado para que estemos en contra del lujo, en contra de la comodidad, en contra de las riquezas".

Osho, Rebelión, revolución y religiosidad. La meditación trae la utopía a la Tierra
http://osho-maestro.blogspot.com/