5 jun. 2012

Ten cuidado con lo que comes y ten cuidado con lo que bebes; estate atento a cómo se mantiene tu cuerpo y a cómo cuidas de él. Los pequeños detalles tienen importancia

     "Hay que estar atento a lo que se come; lo que se come no es ninguna tontería. Debes tener cuidado, porque tu cuerpo está constituido por lo que quiera que hayas comido en el pasado, y sigues constituyéndolo cada día con los alimentos que ingieras. Comer de menos, de más o comer lo justo también influye, y mucho.  Si estás obsesionado con la comida, y comes en exceso alimentos que el cuerpo no necesita, te sentirás muy deprimido, muy agobiado.  Verás, en cambio, que comiendo la cantidad necesaria te sientes mucho más alegre, más suelto, porque la energía fluye entonces libremente en lugar de estar bloqueada.  Y aquel que quiera volar al mundo interior, que quiera llegar al centro de su ser, necesita ser ingrávido, porque, de lo contrario,, no podrá completar el viaje.  Si la pereza te puede, no serás capaz de entrar en ese centro íntimo del ser. ¿Quién llegará hasta allí caminando?
     Ten cuidado  con lo que comes y ten cuidado con lo que bebes; estate atento a cómo se mantiene tu cuerpo y a cómo cuidas de él. Los pequeños detalles tienen importancia.  Para la persona común no, porque no va a ninguna parte, pero una vez que emprendes el camino, todo importa".

Osho, El libro del Yoga I, El nacimiento del individuo
http://osho-maestro.blogspot.com/