2 jun. 2012

No estáis aquí para colmar las expectativas de los demás, sus reglas, sus mapas. Estáis aquí para realizar vuestro propio ser

     "Nunca busquéis respeto, porque el respeto lo pide el ego. Nunca  busquéis el respeto de los demás, porque eso implica una esclavitud sutil y al cabo de poco tiempo os hallaréis encerrados en él, prisioneros. Vivid con sencillez, tal y como sintáis, de manera natural, y no os preocupéis de nadie más.
     Sólo vosotros mismos sois responsables de vuestra propia vida. 
     Sed responsables sólo de vosotros mismos y de nadie más...
     No podéis satisfacer a todo el mundo; la única satisfacción posible es la vuestra...
     No estáis aquí para colmar las expectativas de los demás, sus reglas, sus mapas. Estáis aquí para realizar vuestro propio ser. De eso trata toda la religión, la religión entera: estáis aquí para realizar vuestro propio ser. Ese es vuestro destino...
     No hay una regla fija en la que haya que encajar, cada uno debe descubrir las suyas propias.
     Tratad de comprenderlo: seguid aquello que os proporcione felicidad, bendiciones, paz y silencio... Este es el criterio: si sois felices, entonces sois hombres religiosos, aunque no vayáis a ningún templo... Si sois felices, alegres, si todo vuestro ser rezuma éxtasis y paz, a gusto en la existencia, entonces sois religiosos, tanto si creéis en Dios como si no...
     La religión es rebelión, rebelión contra los demás, rebelión contra los bienintencionados, rebelión contra los bienhechores. Es la mayor rebelión de todas, porque se está solo, no hay nadie más, y hay que recorrer el camino solo. Es la rebelión del individuo contra la masa.
     La masa es muy, muy poderosa. Puede aplastaros, ya casi lo ha conseguido. Estáis lisiados y machacados, casi muertos. Dejaros con vida es peligroso para la masa porque entonces seguiréis vuestro propio camino, y la masa tiene el suyo, que quiere que vosotros sigáis. La masa quiere que os convirtáis en oficinista de correos, en profesor de una escuela primaria, en enfermera de un hospital, y vuestra voz interior puede que no esté dispuesta a serlo.  Puede que vuestra voz interior quiera ser poeta, o bailarina, o cantante.  Puede que vuestra voz interior esté llevándoos a ser un Buda o un Chuang Tzu.  Pero la sociedad no necesita un Buda, sino un ejecutivo perfecto.  ¿Para qué sirve un Buda?  Económicamente no tiene sentido, es una carga...
     Estáis en tan mala forma porque son muchos los que han querido muchas cosas de vosotros.  Si los colmáis a ellos, entonces os quedáis vosotros vacíos, porque nadie puede saber para qué estáis aquí;  para saberlo debéis investigar, indagar interiormente. Eso es el alma.  Podéis llamarlo Dios, podéis llamarlo verdad.  Los nombres difieren, pero el meollo es encontrar el destino auténtico que habéis venido a cumplir...
     Todo el mundo está mal porque nadie ha escuchado a su auténtico ser. Escuchadlo y no hagáis caso a nadie más.
     Será difícil, deberéis perder mucho, se perderán muchas inversiones de todo tipo. Eso es lo que significa sannyas;  es renunciar a las falsas inversiones, es renunciar a los demás, a sus deseos y expectativas, y es tomar la decisión de ser auténtico con uno mismo".

Osho, Cuando el calzado es cómodo... te olvidas del pie
http://osho-maestro.blogspot.com/