25 abr. 2013

En eso consiste la meditación, en estar en el presente, relajado, descansado, en casa...

     "La mente siempre está tensa porque siempre está en un estado de preocupación. Se preocupa por el pasado; a pesar de que no pueda hacer nada con él, se sigue preocupando. No hace más que pensar: "Si hubiera hecho esto, si hubiera dicho aquello, si las cosas hubieran sido así..."  Ahora ya no se puede hacer nada, pero a pesar de ello se sigue preocupando. La preocupación es la naturaleza de la mente, su cualidad fundamental. Se preocupa por el futuro, que nadie conoce; no se sabe qué es lo que va a ocurrir al momento siguiente.
     La mente permanece en una tensión constante, y estamos tan identificados con la mente que esa tensión nos afecta, se refleja en nuestro ser. Esa tensión es una disipación de energía, no te permite ver lo que existe, no te permite estar en el presente.
     La única manera de salir de la mente es relajarte completamente. En el momento en que te relajas, sales de la mente y comienzas a dirigirte hacia el corazón. El corazón está intrínsecamente relajado, al igual que la mente está intrínsecamente tensa. El corazón desconoce la preocupación. Nunca piensa en el pasado, nunca piensa en el futuro. No piensa, simplemente vive. Vive en el presente. El presente pertenece al corazón, y en el momento en que estás relajado estás en el presente.
     En eso consiste la meditación, en estar en el presente, relajado, descansado, en casa. Entonces sabes lo que es la dicha, la paz, y finalmente, lo que es la verdad".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/