20 abr. 2013

La ira se puede convertir en compasión, sólo tienes que pasar a través de la meditación

     "El hombre tiene el potencial de ser un dios, pero sigue siendo sólo un animal por la sencilla razón de que permanece confinado a las energías sin refinar. Nunca intenta refinarlas. Se pueden refinar: la ira se puede convertir en compasión, sólo tienes que pasar a través de la meditación; la avaricia se puede convertir en compartir, la lujuria se puede convertir en amor, el amor se puede convertir en plegaria.
     A pesar de ello vivimos en el peldaño más bajo de la escalera, vivimos donde nacimos.  Nunca pensamos  en nosotros como seres humanos en potencia, damos la vida por hecho, como si ya hubiéramos nacido enteros, completos, perfectos. No es así. Nacemos con la capacidad de ser prefectos, nacemos con todo el potencial de llegar a la más alta cumbre, pero no es más que un potencial, hay que hacerlo realidad. Y para hacerlo realidad necesitarás una metodología determinada.
     Hace falta una ciencia determinada que es la ciencia de la meditación. No es una ciencia nada complicada, es muy simple, pero a veces nos perdemos las cosas más sencillas de la vida...
     Una vez que comienzas a dirigirte al interior te sorprenderá ver que es un fenómeno muy simple pero que posee una gran belleza, la mayor alegría posible, el mayor florecimiento posible.  ¿Cómo es posible que te lo hayas perdido durante tanto tiempo?  Serás incapaz de explicarte a ti mismo por qué y cómo has esperado tanto tiempo. Puede transformar todo tu ser en oro".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/