27 jun. 2013

La meditación es como la muerte, de modo que la mente se asusta

     "La meditación es como la muerte, de modo que la mente se asusta. La meditación es como el amor, de modo que la mente se asusta. "Déjalo para más tarde", dice, y tú sigues dejándolo para más tarde hasta lo infinito. Tu mente siempre está diciendo este tipo de cosas. Y no pienses que estoy hablando de los demás. Estoy hablando específicamente de ti...
     Un hombre vino de Delhi; es un importante funcionario público. Vino con el único propósito de aprender a meditar aquí. Había venido de Delhi y estuvo aquí siete días. Le dije que fuera a la clase de meditación de la mañana en la playa Chowpatty, en Bombay, pero él dijo: "Pero eso es difícil. No me puedo levantar tan temprano".  Y nunca recapacitará sobre lo que le ha dicho su mente. ¿Es esto difícil? Ahora lo sabrás: el ejercicio puede ser simple, pero tu mente no es simple. La mente dice: "¿Cómo me voy a levantar a las seis de la mañana?".
     En una ocasión estaba en una gran ciudad y el recaudador de esa ciudad vino a verme a las once de la noche. Yo estaba a punto de irme a la cama, y él llegó: "¡No! Es urgente. Estoy muy perturbado. Es una cuestión de vida o muerte", me dijo. "Así que, por favor, concédeme al menos media hora. Enséñame a meditar; de otra forma, podría suicidarme. Estoy muy alterado, estoy tan frustrado que algo debe de suceder en mi mundo interno. Mi mundo externo está completamente perdido".
     Le dije: "Ven a las cinco de la mañana".
     Él dijo: "Eso no es posible".  Es una cuestión de vida o muerte, pero no se puede levantar a las cinco. Me dijo: "Eso no es posible. Nunca madrugo tanto".
     "Muy bien",  le dije, "entonces ven a las diez".
     Él dijo: "Eso también será difícil, porque tengo que estar en la oficina para las diez y media".
     No puede tomarse el día libre, y es una cuestión de vida o muerte. Así que le dije: "¿Es una cuestión de tu vida y muerte o de mi vida y muerte? ¿De quién?".  Y no era un hombre poco inteligente; era lo suficientemente inteligente. Estos trucos eran muy inteligentes.
     Así que no pienses que tu mente no está empleando los mismos trucos".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/