16 jun. 2013

Las preguntas sobre lo que está cerca conducen a respuestas sobre lo que está lejos

     "Una vez un maestro zen invitó a sus alumnos a que le hicieran preguntas, y uno de ellos preguntó:
     - ¿Qué recompensas pueden esperar en el futuro quienes se esfuerzan con diligencia por aprender sus lecciones?
     - Haz una pregunta más cercana a ti.
     Un segundo alumno quiso saber:
     - ¿Cómo evitar que las insensateces que he cometido en el pasado resurjan y me hagan sentirme culpable?
     - Haz una pregunta más cercana a ti -repitió el maestro.
     Un tercer alumno levantó entonces la mano y dijo:
     - Señor, no entendemos a qué se refiere al decir que hagamos una pregunta más cercana a nosotros.
     - Para ver lo que está a lo lejos  -respondió el maestro-,  primero hay que ver lo que está cerca. Estate atento al momento presente, porque contiene las respuestas al futuro y al pasado. ¿Qué pensamiento acaba de cruzar la mente? ¿Estás sentado ante mí con el cuerpo físico relajado o tenso? ¿Cuento en este instante con toda tu atención o con una atención parcial? Acércate a ti mismo formulando preguntas como éstas, porque las preguntas sobre lo que está cerca conducen a respuestas sobre lo que está lejos".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/