18 jun. 2013

Matrimonio significa mente. El amor es espontáneo; el matrimonio es calculador. Casarse es una cosa matemática

     "Eso le está sucediendo a todo el mundo. Amabas a alguien, y en el primer encuentro tu mente se paró durante unos pocos momentos. Entonces te casaste. ¿Por qué te casaste? Para repetir esos bellos momentos una y otra vez. Pero cuando sucedieron no estabas casado, y no pueden suceder en el matrimonio, porque toda la situación es diferente. Cuando dos personas se encuentran por primera vez, toda la situación es nueva. Sus mentes no pueden funcionar en ella. Están tan anonadados por ella, ¡tan llenos de la nueva experiencia, de la nueva vida, del nuevo florecimiento...! Entonces la mente empieza a funcionar y piensan: "¡Este es un momento tan bello! Quiero seguir repitiéndolo todos los días, así que debería casarme".
     La mente lo destruirá todo. Matrimonio significa mente. El amor es espontáneo; el matrimonio es calculador. Casarse es una cosa matemática. Entonces esperas esos momentos, pero nunca volverán. Es por eso que toda persona casada está frustrada: porque esperabas ciertas cosas que sucedieron en el pasado. ¿Por qué no están sucediendo otra vez?  No pueden suceder porque toda la situación se ha ido. Ahora no eres nuevo; ahora no hay espontaneidad; ahora el amor es una rutina. Ahora todo se espera y se exige. Ahora el amor se ha vuelto una obligación, no una alegría. Era divertido al principio; ahora es una obligación. Y la obligación no puede darte la misma dicha que te puede dar la diversión. ¡Es imposible!  Tu mente ha creado todo el asunto. Ahora sigues esperando que suceda, y cuanto más esperas que suceda, menor es la posibilidad de que suceda.
     ...no dejes que tu mente cree una pauta. Entonces tu esposa será nueva todos los días, tu marido será nuevo todos los días. Pero no permitas que la mente cree una pauta de expectativas; no permitas que la mente se vaya al futuro. Entonces tu maestro será nuevo todos los días, tu amigo será nuevo cada día. Y todo es nuevo en el mundo excepto la mente. La mente es lo único que es viejo. Siempre es vieja.
     El Sol sale de nuevo cada día. No es el viejo sol. La Luna es nueva; el día, la noche, las flores, los árboles..., todo es nuevo excepto tu mente. Tu mente siempre es vieja --recuerda, siempre-- porque la mente necesita el pasado, la experiencia acumulada, la experiencia proyectada. La mente necesita el pasado, y la vida necesita el presente. La vida siempre es dichosa; la mente, nunca. Siempre que permites que entre la mente, se afianza la desdicha".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/