21 sept. 2016

Ser lo suficientemente valiente para vivir sin reservas, para vivir en armonía con el infinito, con lo eterno.

"Estaba leyendo estas líneas de Walt Whitman; ¡me encantan! Fue uno de los poetas más importantes que ha existido en el mundo.

Dice: "Me celebro y me canto a mí mismo, y lo que yo diga ahora de mí lo digo de ti porque lo que yo tengo lo tienes tú, y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también". Ese es el mensaje de todos los visionarios, de todos los que han conocido, y mi mensaje es especialmente de celebración.

Permite que todo tu corazón diga: "Me celebro y me canto a mí mismo". Pero recuerda, ese "mí mismo", ese yo, no es el ego, el yo es algo más allá del ego. El ego es tu propia creación; el yo es parte de Dios... El yo no te hace un individuo separado, no hace de ti una isla. Te mantiene uno con el todo; de ahí la celebración, de ahí la alegría, de ahí el éxtasis.

Amor, dicha, celebración, vida, verdad, libertad; todos ellos son distintos aspectos del mismo fenómeno. Cuando abandonas el ego, entras en una realidad multidimensional que contiene todas esas cosas. Sin embargo, sin duda, uno necesita coraje, necesita valor. Ser lo suficientemente valiente para vivir sin reservas, para vivir en armonía con el infinito, con lo eterno".

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/