25 sept. 2016

Vosotros no podéis ayudar... vuestra felicidad sí.

"Sed tan felices como podáis. No penséis en el otro. Sed felices vosotros, y vuestra felicidad lo ayudará. Vosotros no podéis ayudar... vuestra felicidad sí.

¿Me seguís? Vosotros no podéis ayudar, destruiréis... pero vuestra felicidad sí puede ayudar. La felicidad posee sus propios mecanismos de funcionamiento... muy indirectos, muy sutiles, femeninos. Cuando vosotros empezáis a hacerlo, se torna agresivo, y si intentáis ayudar a la otra persona, se resistirá. Se resistirá sin darse cuenta, porque parece como si alguien tuviera ventaja, y nadie quiere verse liberado por otro. Nadie quiere que otra persona lo haga feliz porque parece que es una dependencia, razón por la que surge una profunda resistencia.

No os preocupéis por ello. Es asunto de la otra persona. Vosotros no habéis hecho nada para que sus problemas estuvieran ahí.  Se los ha ganado a través de muchas vidas, de modo que es el otro quien ha de desprenderse de ellos. Vosotros sed felices y vuestra felicidad le aportará coraje. Vuestra felicidad le brindará ímpetu y estímulo, un desafío.

Vuestra felicidad le dará una idea de lo que experimentará cuando diga que sí. Eso es todo..."

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/