25 nov. 2016

Desde la primera infancia añadimos el veneno de la rivalidad, la violencia y la ambición.

“Enseñamos a competir.
Desde la primera infancia
añadimos el veneno de la rivalidad,
la violencia
y la ambición
a las mentes de los niños.
Y luego asumimos que las escuelas son esto.
No,
son anti-escuelas,
centros de anti-aprendizaje.
Estas instituciones pervierten la mente del ser humano
y lo vuelven insano.
De esta manera se enseña la inferioridad,
y el ser humano corre toda su vida como un loco.
No importa entonces si la carrera es por dinero,
posición
o poder;
el caso es que enseñamos a correr,
la fiebre de correr.
Las fiebres nunca lo hacen a uno saludable”.

Osho, Revolution in Education
http://osho-maestro.blogspot.com/