9 nov. 2016

La persona realmente inteligente nunca se compara con los demás...Nunca sufre de un complejo de superioridad o de inferioridad.

“La persona ambiciosa es una persona estúpida.
La persona inteligente no es ambiciosa,
vive simplemente sin interés alguno de competir con otros
porque sabe que cada quien es único.
Competir no tiene sentido.
Nunca compara.
La persona realmente inteligente
nunca se compara con los demás.
Nunca se ve a sí misma como más elevada o inferior.
Nunca sufre de un complejo de superioridad o de inferioridad,
que son las dos caras de la misma moneda.
Simplemente sabe:
‘Yo soy el que soy y tú eres el que eres’
y no compara en absoluto.
¿Cómo puedes comparar una rosa con un loto?
Toda comparación estará equivocada desde el propio comienzo.
Cada individuo tiene una belleza tal,
tal belleza única que no hay posibilidad de comparación.
¿Qué sentido tiene volverse ambicioso?
Ambición significa:
‘Tengo que ser superior;
tengo que demostrarme a mí mismo que soy superior a otros’.
Ahora bien,
para esto tienes que perder tu inteligencia,
tienes que volverte estúpido.
Es por esto que los políticos son profundamente estúpidos,
no puede ser de otra manera.
¡Todos están chiflados,
y muy chiflados!”.

Osho, Walking in Zen, Sitting in Zen
http://osho-maestro.blogspot.com/