20 ago. 2007

Cooperar con lo inevitable

"Hacia el final de su vida, Mulla Nasruddin declaró que siempre había sido desdichado, pero que de repente un día se había vuelto feliz. Toda la gente del pueblo estaba extrañada de que un hombre que siempre había estado deprimido, que siempre había visto el lado oscuro de las cosas, de pronto se hubiera puesto alegre. El era un hombre que siempre había sido pesimista, que siempre había buscado las espinas.

Una vez hubo una excelente cosecha en el jardín de Nasruddin. Había tantas manzanas que los árboles estaban sobrecargados. Un hombre en el vecindario se preguntó si Nasruddin podría tener ahora alguna queja. Él dijo: "Esta vez la cosecha es tal que lloverá oro. ¿Tú qué piensas, Nassrudin?".

Con gran lamento Nasruddin dijo, "Todo está bien, pero ¿dónde conseguiré manzanas podridas para alimentar a los animales?".
Un hombre así, siempre sigue siendo miserable: "¿Dónde conseguiré manzanas podridas para alimentar a los animales?". Todas las manzanas estaban buenas, ninguna estaba podrida; ésta era su dificultad.
De repente un día este hombre se puso feliz, y entonces la gente del pueblo tenía curiosidad. Ellos le preguntaban, "¿Estás feliz, Nasruddin? ¿Cuál es el secreto?".
Nasruddin dijo, "He aprendido a cooperar con lo inevitable. Después de muchos años de lucha, he llegado a darme cuenta de algo. Ahora he decidido que lo que debe ser, debe ser. Ahora coopero con lo inevitable, así que ahora no hay razón para ser desdichado. Ahora soy feliz".
Osho, Hidden Mysteries

http://osho-maestro.blogspot.com/