15 jul. 2009

Si deseas amar a una persona, ámala aquí y ahora

"La seguridad jamás satisface, y en la inseguridad hay miedo, miedo a perder la relación, pero eso forma parte del estar vivo. Todo puede perderse, no hay nada cierto y por eso todo es tan hermoso. Y por eso no puedes retrasar nada ni un solo momento: si deseas amar a una persona, ámala aquí y ahora. Ámala, porque nadie sabe qué pasará dentro de un momento. Dentro de un momento quizá no exista ninguna posibilidad para el amor, y te arrepentirás el resto de tu vida. Podrías haber amado, podrías haber vivido. Entonces te arrepentirás, sentirás remordimientos y una profunda culpa, como si te hubieras suicidado.

La vida es incierta, y nadie puede cambiar esto. No hay forma de que sea de otra manera. Y es bueno que nadie pueda hacerla segura, porque entonces estaría muerta. La vida es frágil, delicada y se interna continuamente en lo desconocido: ahí reside su belleza. Hay que ser valiente, aventurero, apostar para moverse con la vida. De modo que apuesta. Vive este momento y vívelo plenamente. Dentro de un momento, ya se verá. Estarás allí para abordarlo -como estuviste en el pasado y lo estarás en el futuro- y serás más capaz porque tendrás más experiencia.

Por tanto, no se trata de si el otro estará allí en el momento siguiente, sino que, si está disponible para ti en este momento, ámalo. No desperdicies este momento pensando en el futuro y preocupándote por él, porque es una actitud suicida. No dediques ni un solo pensamiento al futuro, porque no se puede hacer nada al respecto y es una completa pérdida de energía. Ama a esta persona y que ella te ame.

Así lo veo yo: si vives el momento plenamente, existen todas las posibilidades de que al momento siguiente la persona siga estando disponible. Y digo que es posible: no puedo prometer nada. Pero hay más posibilidades, porque el momento siguiente procederá del momento presente. Si has amado a esa persona y se siente feliz y la relación ha sido una experiencia hermosa, un éxtasis, ¿por qué iba a dejarte?.

Si no dejas de preocuparte, la está obligando a dejarte. Y si has desperdiciado este momento, el momento siguiente surgirá de ese desperdicio: estará podrido. Así es como puedes predecirte: siempre se cumplen tus profecías. Al momento siguiente dice: "Ya decía yo desde el principio que esta relación no duraría. Ahora que demostrado". Entonces te sientes bien, en cierto modo; piensas que has sido listo y previsor. En realidad has sido estúpido, porque no es que hubieras predicho nada. Has forzado el acontecimiento porque has desperdiciado el tiempo y la oportunidad que se te había concedido. De modo que ama a la persona y olvídate del futuro. Déjate de tonterías y no pienses en el futuro. Si puedes amar, ama. Si no puedes, olvida a esa persona, busca a otra, pero no pierdas el tiempo...

Si haces feliz a una persona, ¿por qué habría de dejarte? Pero si la haces desdichada, ¿por qué no habría de dejarte? Si la haces desdichada, ¡yo la ayudaría a que te dejara! Pero si la haces feliz, nadie puede ayudarla a dejarte, porque no tendría sentido: lucharía contra el mundo entero por ti.

Así que sé más feliz. Emplea el tiempo de que dispones sin pensar en el futuro; el presente es suficiente. Desde este mismo momento, intenta vivir este momento. Emplea este momento en no preocuparte, sino en vivir. Las pequeñas cosas pueden ser muy hermosas. Querer un poco, compartir un poco: eso es la vida".

Osho, Intimidad. La confianza en uno mismo y en el otro
http://osho-maestro.blogspot.com/