23 jul. 2009

Sólo puedes dar a los demás aquello que tienes

"Me gustaría que fueras feliz, dichoso y alegre. Me gustaría que te enamoraras locamente de la vida, porque esa es la única manera de conocer lo que Dios es. Cuando te sumerges en el amor y la vida, quiere decir que lo has encontrado. Cuando eres muy serio y estás constantemente buscándolo, podrás seguir buscándolo, pero nunca lo encontrarás, porque no eres la persona adecuada. Él no querrá conocerte. Tu compañía será demasiado seria.

Dios siempre ha estado evitando a los santos, y ha hecho bien en evitarlos. Así que, ¡no seas un santo!. Aunque seas un pecador, no pasa nada. Pero sé feliz, porque un hombre feliz no puede pecar. Poco a poco, la felicidad transforma. Puede que seas un santo, pero si eres infeliz estás cometiendo el mayor pecado que se puede cometer: el pecado de ser infeliz. La persona que es infeliz tiende a hacer a los demás infelices. Sólo puedes dar a los demás aquello que tienes".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/