6 feb. 2010

La iluminación llega a todo el mundo, a todos sin excepción

"Al contemplar un árbol floreciendo, ha llegado la primavera y sientes una especie de sobrecogimiento. Al ver los verdes, los rojos y los dorados que hay en el árbol, te sientes transportado a otro mundo. Eso es la iluminación... Los "religiosos" te han enseñado a condenarte a ti mismo. No puedes aceptar que "la iluminación me pueda ocurrir a mí. Le ocurre a Buda; de acuerdo. Le ocurre a Cristo; quizá. Pero no me puede ocurrir a mí. ¿A mí? No me puede ocurrir a mí". No te respetas a ti mismo, no te amas a ti mismo.

Porque la iluminación llega a todo el mundo, a todos sin excepción. Llega a los pecadores, llega a los santos. La iluminación llega sin ninguna condición. De hecho no es correcto utilizar la palabra "llega"; surge. El impacto del sol y la playa, el impacto de la brisa marina, y suge dentro de ti, una oleada. Después se vuelve atrás porque no tienes espacio para contenerla.

Sé meditativo y serás capaz de contener ese momento durante períodos más largos. Y cuando seas totalmente meditativo... ¿qué quiero decir con "meditativo"? Cuando no tengas ningún pensamiento. El pensamiento es lo que funciona como un agujero en tu ser; y tienes muchos pensamientos, así que tienes muchos agujeros...

...hay momentos en los que estás lleno de iluminación.

Ocurre al hacer el amor con tu mujer. En ese espacio orgásmico, de repente estás iluminado.... De repente ya no sois cuerpos físicos; en ese momento tenéis cuerpos búdicos. Pero después desaparece; te caes.

Es como saltar. Puedes saltar, y cuando saltas pierdes el contacto con la tierra, la gravitación, por un instante eres parte del cielo. Pero después vuelves a caer porque no tienes alas.

Tienes que hacer que te crezcan alas. La meditación en realidad no es una búsqueda de la iluminación; la iluminación llega sin ninguna búsqueda. La meditación consiste en hacer que te crezcan alas, o en crear un espacio en tu interior para que cuando llegue el invitado puedas convencerlo de que se quede a vivir dentro y tú te conviertes en su anfitrión".

Osho, La revolución. Sobre la poesía y las canciones de Kabir
http://osho-maestro.blogspot.com/