11 may. 2010

El amor es como la brisa. Llega en su momento; quién sabe de dónde vendrá, de qué persona, de quién

"Recuerda, el amor es una brisa.
Mira... en este momento no hay brisa,
los árboles están en silencio.
¿Qué pueden hacer?
Ellos no pueden provocar la brisa.
Llega cuando tiene que llegar.
Cuando llega danzan alegremente.
Cuando se va, se ha ido.
Tienen que esperar.
El amor es como la brisa.
Llega en su momento;
quién sabe de dónde vendrá,
de qué persona,
de quién".

Osho, La transformación tántrica. El lenguaje del amor