15 may. 2010

Quien quiera conocer la vida y vivirla, tendrá que aceptar y abrazar la muerte

¿Por qué es doloroso el crecimiento?

"El crecimiento es doloroso porque te has pasado la vida evitando miles de dolores. Pero no puedes destruirlos evitándolos, se seguirán acumulando. Y te vas tragando tus penas; se quedan dentro de tu organismo. Por eso es doloroso el crecimiento, porque cuando empiezas a crecer, cuando por fin te decides, tienes que enfrentar a todos los dolores que has estado reprimiendo. No puedes ignorarlos.

Te han educado de una forma equivocada. Desgraciadamente, hasta ahora no ha habido ni una sola sociedad que no haya reprimido el dolor. Todas las sociedades se basan en la represión. Reprimen dos cosas: una es el dolor y otra es el placer... Para evitar el dolor evitan el placer. Para evitar la muerte evitan la vida.

Y hay algo de verdad en este razonamiento. Ambas cosas son inseparables: si quieres tener una vida extática, tendrás que aceptar muchas agonías. Si quieres alcanzar las cumbres del Himalaya, también tendrás que pasar por los valles. Pero en los valles no hay nada malo, sólo tienes que cambiar tu enfoque. Puedes disfrutar de ambas cosas, de la belleza de las cumbres y de la belleza de los valles. Hay momentos para disfrutar de las cumbres y otros para relajarse en el valle...

El dolor y el placer son partes intrínsecas de la vida...

La vida se desarrolla dentro de esta polaridad. La tensión entre dolor y placer te ofrece la posibilidad de componer una música maravillosa; la música sólo puede surgir si existe esa tensión. Si destruyes la polaridad estarás aburrido, estancado, cubierto de polvo; nada tendrá sentido y nunca conocerás el esplendor. Te estarás perdiendo la vida.

Quien quiera conocer la vida y vivirla, tendrá que aceptar y abrazar la muerte. Son inseparables, son dos aspectos del mismo fenómeno.

Por eso es doloroso crecer, porque tienes que examinar todas esas penas que has estado evitando. Eso causa dolor. Tienes que explorar todas las heridas que has conseguido ignorar. Pero cuanto más sufres, mayor es tu capacidad de disfrutar. Si puedes entregarte al dolor hasta el extremo, podrás tocar el cielo.

He oído que un hombre acudió a su maestro y le preguntó: "¿Cómo podemos evitar el calor y el frío?". Estaba preguntando metafóricamente cómo se podía evitar el placer y el dolor... El maestro respondió: "Ten calor, ten frío".

Para librarse del dolor hay que aceptarlo de forma natural e inevitable. El dolor es dolor, es un hecho doloroso. El sufrimiento, sin embargo, siempre es el rechazo del dolor, es pedirle a la vida que no sea dolorosa. Eso es rechazar un hecho, es la negación de la vida y de la naturaleza de las cosas".

Osho, La revolución. Sobre la poesía y las canciones de Kabir
http://osho-maestro.blogspot.com/