13 may. 2010

Trabaja mucho si quieres dormir profundamente

"Trabaja mucho si quieres dormir profundamente. Contradicciones. La lógica ordinaria diría que practiques relajación todo el día si quieres dormir bien. Prueba. Acuéstate en la cama, permanece en la cama todo el día, porque si practicas todo el día, todo irá, claro está, mucho mejor de noche. Ésa es la lógica ordinaria.

La vida existe en las contradicciones. Si llega alguien y me dice que tiene problemas para dormir, le digo que se olvide de dormir. Corre seis kilómetros por la mañana y otros seis por la noche. Dormir no es el problema. Debes haberte relajado mucho y entonces el sueño no es necesario...

Hay gente que viene y quiere estar en silencio, quiere entrar en un estado de irreflexión. Les digo que trabajen duro, que practiquen meditaciones catárticas..., dinámicas, Kundalani. Que salten, se muevan y se sacudan.

Y me dicen: "Pero queremos ser silentes. ¿No podemos sentarnos y ser silentes como el Buddha?". Puedes sentarte, pero no estarás en silencio; en tu interior la agitación no te dará tregua. En lugar de eso, haz lo contrario: salta corre, trota, baila. Cánsate, agótate, y luego el péndulo empezará a moverse hacia el extremo opuesto. El silencio sólo es posible si estás agotado; entonces siéntate silencioso, entonces la relajación sucede fácilmente...

Si quieres estar realmente cuerdo, sé capaz de ser demente, sé capaz de meterte en la locura. Eso es lo que enseño. Sé alocado si realmente quieres estar cuerdo...

No intentes ser cuerdo y estarás cuerdo. Siempre que se dé la oportunidad de ser alocado, relájate y enloquece. No te pierdas ninguna oportunidad. Si la gente danza, entonces baila, enloquece. Siempre que descubras una oportunidad de enloquecer, enloquece... Y puedo garantizarte que nunca enloquecerás; seguirás cuerdo. Contarás con una cordura que nadie podrá perturbar, que ninguna circunstancia podrá perturbar".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen