24 may. 2010

El trabajo es bueno, pero no se debería convertir en una adicción

"El trabajo es bueno, pero no se debería convertir en una adicción. Muchas personas han convertido su trabajo en una droga, así se pueden olvidar a sí mismas en su trabajo, al igual que el borracho se olvida a sí mismo en el alcohol...

Deberíamos ser tan capaces de no hacer como de hacer, es entonces cuando somos libres. Deberíamos ser capaces de sentarnos y no hacer nada, de un modo tan perfecto, maravilloso y dichoso como cuando trabajamos mucho y hacemos muchas cosas, es entonces cuando somo flexibles.

Hay dos tipos de personas: las que están apegadas a su letargo, y el extremo opuesto formado por las personas que están apegadas a su trabajo. Ambas están en una prisión. Uno debería ser capaz de pasar de una a la otra sin ningún esfuerzo, de forma natural. Si lo haces, tendrás cierta libertad, cierta gracia y espontaneidad en tu ser.

Yo no estoy en contra del trabajo, yo no estoy en contra de nada, pero no hay nada que se deba convertir en una adicción. De lo contrario, estás en un estado realmente confuso".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes