30 may. 2010

Mi experiencia personal es que si has vivido amorosamente durante tres semanas, llegará la cuarta semana

"La gente se ha olvidado completamente de vivir. ¿Quién tiene tiempo? Todo el mundo instruye a los demás acerca de cómo hay que ser y nadie parece ser satisfactorio, nunca. Si quieres vivir deberías aprender una cosa: a aceptar las cosas tal como son y a aceptarte a ti mismo tal como eres. Comienza a vivir. No te entrenes para una vida que se halla en un tiempo venidero...

Tan pronto te casas con un hombre comienzas a instruirle para que sea fiel. Vive mientras sea fiel; no durará más de dos semanas, ¡dos semanas es el límite humano! Vive tan profundamente como te sea posible. Tal vez el que vivas y ames profundamente pueda ayudarle a serte fiel todavía una tercera semana. Y nunca proyectes demasiado; tres semanas es suficiente. Mi experiencia personal es que si has vivido amorosamente durante tres semanas, llegará la cuarta semana. Pero tú comienzas a perturbar las cosas desde el primer momento. Te pones a instruir antes de comenzar a vivir; arruinas el tiempo con la instrucción, y un hombre que te podía haber amado al menos durante dos semanas, se hartará a los dos días...

Cuando se le preguntó a Henry Ford: "¿Por qué has seguido ganando dinero y más dinero cuando ya tenías tanto? Ya era hora de relajarse y disfrutar", él respondió: "Tener más dinero no era la razón para ganarlo. Estaba ocupado ganándolo, primero de todo para escapar de mi esposa, y segundo, tenía interés en averiguar si podía o no ganar más de lo que ella gastaba". Era una competición, ¡una competición de toda una vida! La gente se implica en dramas muy extraños. Hay muy poca gente que vive auténticamente; sólo actúan...

...Estás aquí para vivir. Estás aquí para danzar. Estás aquí para experimentar la vida. Pero otros lo hacen en tu lugar. Otra gente ama, juega y hace todo tipo de cosas en tu nombre. ¿Y a ti qué te queda? Sólo observar. La muerte no será capaz de quitarte gran cosa; sólo tu televisión, porque no tienes nada más. Este es el falso ego que ha creado un falso modelo de vida, un estilo de vida falso.

Suelta todo lo que sea falso. Sé auténtico y verdad; ese es el primer paso. Y cuando seas auténtico y verdad verás lo hermoso que es...

La gente está casi loca -se necesita una enorme limpieza-, y la mayor parte de su locura se debe a su falsa vida: no es satisfactoria. La comida falsa no puede alimentar, el agua falsa no puede apagar tu sed, y el falso ego no puede darte una vida real. Es cuestión de simple aritmética".

Osho, De la medicación a la meditación


29 may. 2010

Los budas dicen..."disfruta de este momento"

"Relajación significa
que con ese momento es más que suficiente,
más de lo que se puede pedir y esperar.
Nada que añadir,
es más que suficiente,
más de lo que podías desear;
así que la energía no va a ninguna parte.
Se convierte en un plácido estanque
y te disuelves en tu propia energía.
Ese momento es relajación.
La relajación no es del cuerpo ni de la mente,
la relajación es del todo.
Por eso los budas dicen:
"deja a un lado los deseos",
pues saben que mientras haya deseo
no puedes relajarte.
Dicen: "entierra a los muertos",
porque si te preocupas demasiado por el pasado,
no puedes relajarte.
Dicen: "disfruta de este momento".

Osho, El ABC de la iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/


28 may. 2010

Si cada vez estás más callado, más en paz, más tranquilo y calmado, eso es una señal inequívoca de que vas por buen camino

"Quiero que todos recordéis esto: Si cada vez estás más callado, más en paz, más tranquilo y calmado, eso es una señal inequívoca de que vas por buen camino. Si, por el contrario, cada vez te encuentras más incómodo, tienes más ansiedad, más angustia, sientes que te vienes abajo, eso es una señal inequívoca de que te has perdido.

Quiero que tú misma te acuerdes de este criterio, porque es fundamental. No viene impuesto desde el exterior, no es arbitrario. Si observas las señales -silencio, dicha, una especie de paz que manifiesta comprensión-, podrás verlo muy claramente y no necesitas preocuparte en absoluto; estas cosas sólo pueden darse cuando vas por el camino correcto. Nunca suceden si te has perdido.

Si te sientes desgraciada, insignificante, si tu vida no tiene sentido, si no tiene música, poesía, si está estancada, si es una carga, son síntomas evidentes de que ya no vas por el buen camino.

El camino correcto es como acercarse a un hermoso jardín. Puede que no lo veas, puede que todavía no esté en tu campo de visión, pero sientes la fragancia, empiezas a sentir el aire fresco, empiezas a oír a los pájaros cantando en los lejanos árboles. Todo está más verde, más vivo, vas acercándote al jardín. Pero si todo está seco, inerte, si los árboles están desnudos, no tienen hojas, no tienen flores, si el camino es cada vez más polvoriento y sin frescor -y sientes el calor y la transpiración-, podrás saber que estás yendo hacia el desierto.

Eso es exactamente lo que ocurre en tu mundo interior. Hay un desierto llamado "mente", y un jardín llamado "corazón".
Si te diriges hacia el corazón todo está bien, porque el corazón es el puente hacia tu ser. El corazón no es la meta, pero es una clara señal de que has dejado la mente a un lado, de que has dejado el desierto atrás.

El corazón actúa de puente uniendo la mente con el ser. A medida que avanzas por el camino del corazón, las cosas se vuelven más bellas, más cariñosas. Te rodea una nueva energía, una nueva vida, como si fueses rejuveneciendo en cada instante".

Osho, No tienes nada que perder. En el camino hacia la verdad, la conciencia y la felicidad
http://osho-maestro.blogspot.com


27 may. 2010

Ser feliz es ser religioso

"Ser feliz es ser religioso,
porque sólo la persona feliz
puede ser agradecida
con la existencia".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

Nunca confundas el gusto con el amor

"El amor no es tan sólo sentimental. El amor tiene más profundidad que los sentimientos, el amor tiene más validez que los sentimientos. Los sentimientos son momentáneos. Más o menos se confunde el sentimiento del amor con la experiencia del amor. Un día te enamoras de un hombre o una mujer y al día siguiente se te ha pasado, y a eso tú lo llamas amor. No es amor, es un sentimiento. Te ha gustado la mujer (gustado, recuerda, no amado), ha sido un gusto, igual que te gusta el helado. Ha sido un gusto. Los gustos vienen y se van, los gustos son momentáneos, no pueden durar mucho tiempo, no tienen la capacidad de la duración. Te gusta una mujer, la amas y se acabó; se acabó el gusto. Igual que te gusta el helado; lo has comido, y ya no miras al helado para nada. Y si alguien viene a darte más helado, dirás: "¡Ya estoy harto, no puedo más!".

El gusto no es el amor. Nunca confundas el gusto con el amor, de ser así tu vida será un tronco a la deriva, la corriente te llevará de una persona a otra. La intimidad nunca crecerá".

Osho, La experiencia tántrica
http://osho-maestro.blogspot.com/


25 may. 2010

Apego significa aferrarse a algo, deseando que nunca deje de ser como es. Pero eso es pedir lo imposible

"Apego significa aferrarse a algo, deseando que nunca deje de ser como es. Pero eso es pedir lo imposible. El joven quiere permanecer joven para siempre, pero eso es imposible; más tarde o más temprano tiene que envejecer. Pero la vejez, más que proporcionar alegría, comporta sufrimiento, cuando, por el contrario, debería ser la culminación misma de la vida. Debería ser la cumbre más alta, coronada de nieve, pero es un agujero negro. Es un agujero negro porque nos hemos aferrado a la juventud. Nos aferramos al cuerpo, pero llegará un día en que el cuerpo desaparecerá. Habítalo, ámalo, respétalo y cuídalo, pero no te apegues a él. Recuerda que es una posada: un alojamiento para una noche; pero hay que partir por la mañana.

Y lo mismo ocurre con todo. Te enamoras de una persona, te apegas a ella y acto seguido empieza el sufrimiento. Te vuelves posesivo, pues temes que se enamore de otra persona. empiezas a ponerle trabas, a obstruir su libertad y a reducirla a un objeto. Todo el amor y el respeto empiezan a desvanecerse y dejan paso a un enfrentamiento continuo entre dos egos. Tú quieres poseerla a él y él quiere poseerte a ti. ¿Cómo puede haber amor en esa guerra constante? El apego destruye el amor; es veneno para el amor.

Ama profundamente, intensamente, pero no mezcles la posesión ni los celos. A buen seguro que aparecerán, si te apegas. El mayor arte que hay que aprender en la vida es a flotar sin apegos; a pasar por la vida sin resultar afectado por nada. Las cosas vienen y van, pero tú permaneces absorto en tu yo: concentrado y sereno".

Osho, El ABC de la iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/


24 may. 2010

El trabajo es bueno, pero no se debería convertir en una adicción

"El trabajo es bueno, pero no se debería convertir en una adicción. Muchas personas han convertido su trabajo en una droga, así se pueden olvidar a sí mismas en su trabajo, al igual que el borracho se olvida a sí mismo en el alcohol...

Deberíamos ser tan capaces de no hacer como de hacer, es entonces cuando somos libres. Deberíamos ser capaces de sentarnos y no hacer nada, de un modo tan perfecto, maravilloso y dichoso como cuando trabajamos mucho y hacemos muchas cosas, es entonces cuando somo flexibles.

Hay dos tipos de personas: las que están apegadas a su letargo, y el extremo opuesto formado por las personas que están apegadas a su trabajo. Ambas están en una prisión. Uno debería ser capaz de pasar de una a la otra sin ningún esfuerzo, de forma natural. Si lo haces, tendrás cierta libertad, cierta gracia y espontaneidad en tu ser.

Yo no estoy en contra del trabajo, yo no estoy en contra de nada, pero no hay nada que se deba convertir en una adicción. De lo contrario, estás en un estado realmente confuso".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes




23 may. 2010

Un verdadero hombre de conocimiento no pierde nunca la mentalidad de aprendiz. Nunca se convierte en un experto; nunca deja de aprender

"La expresión mentalidad de aprendiz es muy importante.

¿Has tenido ocasión de comprobarlo? Cuando empiezas a hacer algo por primera vez sientes una gran alegría. Cuando aprendes a conducir, por ejemplo: ¡disfrutas tanto...! pero al cabo de un mes, cuando ya has aprendido, la alegría se desvanece y se vuelve aburrido; pura rutina. Sigues conduciendo, pero ya no escuchas el zumbido del motor ni notas la corriente de aire ni observas el funcionamiento rítmico del coche. Ya no ves nada: ni los árboles, ni los pájaros ni el sol; nada. Al principio, durante unos días, fue como una luna de miel: una luna de miel con el coche.

Y lo mismo ocurre con todas nuestras experiencias. ¡Al principio todo parece tan hermoso...! Te enamoras de una mujer y todo es tremendamente hermoso, increíble; pero al cabo de unas cuantas semanas todo se ha desvanecido, se ha acabado. Te encuentras en un callejón sin salida y buscas otra mujer u otro hombre. ¿Qué ha ocurrido?, pues que has perdido la mentalidad de aprendiz.

La mente del aprendiz es una mente inocente; una mente ignorante. Mentalidad de aprendiz significa saber que no sabes nada. Como eres consciente de que no sabes nada, estás dispuesto a aprender: accesible y abierto. Pase lo que pase, tienes curiosidad por saberlo todo y te intrigan cada momento y cada matiz. Estás exultante, y pronto te conviertes en un experto. El día en que te vuelves un experto, el aprendizaje termina y empiezas a acumular saber.

Por eso, un verdadero hombre de conocimiento no pierde nunca la mentalidad de aprendiz. Nunca se convierte en un experto; nunca deja de aprender".

Osho, El ABC de la iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/


22 may. 2010

Un hombre de carácter es un hombre muerto

"Éstate atento. Entra más y más en ese estado sin patrones, sin estructuras. Sé sin carácter, eso es lo que el tantra dice. Es difícil hasta de entender, porque a través de los siglos nos han enseñado a tener carácter. Carácter significa estructura rígida, carácter significa pasado, carácter significa disciplina forzada. Carácter significa que ya no eres libre, tú sólo sigues ciertas reglas. Nunca traspasas esas reglas, tienes solidez...

El tantra dice: "Abandona el carácter, sé fluido, más fluido, vive momento a momento". No significa irresponsabilidad; significa mayor responsabilidad porque significa una mayor consciencia. Cuando puedes vivir a través de un carácter no necesitas ser consciente, el carácter se ocupa de ello. Cuando vives a través de un carácter puedes quedarte dormido muy fácilmente. No hay necesidad de estar despierto, el carácter continuará de una forma mecánica. Pero cuando no tienes ningún carácter, cuando no tienes ninguna estructura rígida a tu alrededor, tienes que estar alerta a cada momento. Cada momento tienes que ver qué estás haciendo. Cada momento tienes que responder a una nueva situación.

Un hombre de carácter es un hombre muerto".

Osho, La experiencia tántrica
http://osho-maestro.blogspot.com/


20 may. 2010

Aprende cómo vivir el instante gozosamente

"Un mendigo estaba recostado bajo la sombra de un árbol cuando a un hombre rico se le estropeó el coche. Mientras el chofer estaba reparando el coche, el hombre rico vio al mendigo haciendo la siesta. Era un día hermoso, soplaba una brisa fresca. El hombre rico se sentó junto al mendigo y le dijo:

-¿Por qué no trabajas?

-¿Para qué? -le preguntó el mendigo.

El hombre rico se sintió un poco incómodo:

-Para tener un buen saldo en tu cuenta bancaria.

Pero el mendigo le volvió a preguntar:

-¿Para qué?

El hombre rico se irritó:

-¿Para qué? Para que cuando seas viejo puedas retirarte y descansar.

¡Ya estoy descansando ahora! -dijo el mendigo-. ¿Por qué esperar a viejo? ¿Para qué todo este absurdo de ganar dinero para tener un buen saldo bancario para finalmente descansar?. ¡Ya estoy descansando ahora! ¿Por qué esperar?

¿Por qué has de esperar a que llegue la noche? ¿Por qué esperar por una cerveza? ¿Por qué no bebes agua y la disfrutas?...

Puedes beber agua con tal entusiasmo, con tal devoción, que se convierta en vino. En la ceremonia zen del té, es tal la ceremonia, es tal la presencia que incluso el té se convierte en algo extraordinario: el té ordinario se transforma. Los actos ordinarios pueden transformarse; un paseo matinal puede ser embriagador. Y si un paseo matinal no puede convertirse en algo embriagador es que hay algo en ti defectuoso. El simple hecho de observar una rosa puede ser embriagador. Si una rosa no puede embriagarte, nada puede embriagarte. Mirar los ojos de un niño puede ser embriagador.

Aprende cómo vivir el instante gozosamente. No busques resultados, no los hay. La vida no va a ninguna parte, no tiene objetivos. La vida no es un medio para lograr una meta. La vida sucede simplemente aquí y ahora. Vívela. Vívela totalmente, vívela conscientemente, vívela gozosamente y te sentirás plenamente satisfecho...."

Osho, De la medicación a la meditación
http://osho-maestro.blogspot.com/


17 may. 2010

¡El pasado ya no existe! ¿Para qué preocuparse por él?... El futuro todavía no llega. ¿Qué haces pensando en el futuro?

"Vive el momento. Pon todo tu ser en el momento. No permitas interferencias del pasado ni del futuro. El pasado ya no existe, está muerto. Jesús dice: "Dejad que los muertos entierren a los muertos". ¡El pasado ya no existe! ¿Para qué preocuparse por él? ¿Por qué insistes en rumiar el pasado una y otra vez? ¿Estás loco? El pasado ya no existe, está sólo en tu mente y no es más que un recuerdo. El futuro todavía no llega. ¿Qué haces pensando en el futuro? No puedes pensar en aquello que todavía no ha llegado...

...recuerda una cosa: no crees un problema cada vez que recuerdes que has vuelto al pasado o ido al futuro; sencillamente, regresa al presente sin crear problemas. ¡No hay problema! Simplemente, trae tu consciencia al presente...

Faltarás al presente muchas veces -es algo que se da por sentado, pero no te preocupes, porque así son las cosas-. Faltarás muchas veces, pero ese no es el punto. No prestes atención al hecho de haber faltado repetidamente; presta mucha atención al hecho de haber regresado muchas veces...

En veinticuatro horas, faltarás veinticuatro mil veces, pero recuperarás el presente otras tantas".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/


Celebrar la vida como los pájaros

"Hay que ser como un dios,
no como una roca.
Y con esto quiero decir
que hay que alcanzar
la absoluta conciencia
y, a pesar de ello,
no tener preocupaciones,
ansiedades,
problemas;
disfrutar de la vida como los pájaros,
celebrar la vida como los pájaros,
cantar como los pájaros;
no a través de la regresión
sino creciendo hasta el máximo grado de conciencia".

Osho, Aprender a amar. Enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos
http://osho-maestro.blogspot.com/


15 may. 2010

Quien quiera conocer la vida y vivirla, tendrá que aceptar y abrazar la muerte

¿Por qué es doloroso el crecimiento?

"El crecimiento es doloroso porque te has pasado la vida evitando miles de dolores. Pero no puedes destruirlos evitándolos, se seguirán acumulando. Y te vas tragando tus penas; se quedan dentro de tu organismo. Por eso es doloroso el crecimiento, porque cuando empiezas a crecer, cuando por fin te decides, tienes que enfrentar a todos los dolores que has estado reprimiendo. No puedes ignorarlos.

Te han educado de una forma equivocada. Desgraciadamente, hasta ahora no ha habido ni una sola sociedad que no haya reprimido el dolor. Todas las sociedades se basan en la represión. Reprimen dos cosas: una es el dolor y otra es el placer... Para evitar el dolor evitan el placer. Para evitar la muerte evitan la vida.

Y hay algo de verdad en este razonamiento. Ambas cosas son inseparables: si quieres tener una vida extática, tendrás que aceptar muchas agonías. Si quieres alcanzar las cumbres del Himalaya, también tendrás que pasar por los valles. Pero en los valles no hay nada malo, sólo tienes que cambiar tu enfoque. Puedes disfrutar de ambas cosas, de la belleza de las cumbres y de la belleza de los valles. Hay momentos para disfrutar de las cumbres y otros para relajarse en el valle...

El dolor y el placer son partes intrínsecas de la vida...

La vida se desarrolla dentro de esta polaridad. La tensión entre dolor y placer te ofrece la posibilidad de componer una música maravillosa; la música sólo puede surgir si existe esa tensión. Si destruyes la polaridad estarás aburrido, estancado, cubierto de polvo; nada tendrá sentido y nunca conocerás el esplendor. Te estarás perdiendo la vida.

Quien quiera conocer la vida y vivirla, tendrá que aceptar y abrazar la muerte. Son inseparables, son dos aspectos del mismo fenómeno.

Por eso es doloroso crecer, porque tienes que examinar todas esas penas que has estado evitando. Eso causa dolor. Tienes que explorar todas las heridas que has conseguido ignorar. Pero cuanto más sufres, mayor es tu capacidad de disfrutar. Si puedes entregarte al dolor hasta el extremo, podrás tocar el cielo.

He oído que un hombre acudió a su maestro y le preguntó: "¿Cómo podemos evitar el calor y el frío?". Estaba preguntando metafóricamente cómo se podía evitar el placer y el dolor... El maestro respondió: "Ten calor, ten frío".

Para librarse del dolor hay que aceptarlo de forma natural e inevitable. El dolor es dolor, es un hecho doloroso. El sufrimiento, sin embargo, siempre es el rechazo del dolor, es pedirle a la vida que no sea dolorosa. Eso es rechazar un hecho, es la negación de la vida y de la naturaleza de las cosas".

Osho, La revolución. Sobre la poesía y las canciones de Kabir
http://osho-maestro.blogspot.com/


14 may. 2010

¿Quieres seguir siendo una semilla o prefieres crecer y tener un gran follaje verde y bellas rosas?

"No se trata de buscar algo, sino de conocer al que busca, de saber quién eres.

Hay dos tipos de búsqueda: una la del dinero, el poder, el prestigio, un nombre, la fama, cualquier cosa que esté fuera de ti. Ese tipo de búsqueda no es la nuestra. No es una búsqueda que pueda llevarte a estados de conciencia o ser más elevados. Es una búsqueda distinta. Ese primer tipo se dirige hacia fuera, hacia el exterior. Es objetiva.

Tú eres un buscador de lo interior, de lo subjetivo. Estás buscándote a ti mismo. No sabes quién eres. Y no saber quién eres es una ignorancia tal, es tan indigno, es un insulto a ti mismo tan grande que nadie con un poco de entendimiento podrá olvidarse de ello.

Si tienes algo de inteligencia estarás de acuerdo con Sócrates y con todos esos personajes que te han estado diciendo: "Conócete, sé tú mismo", porque si no te conoces, no podrás ser tú mismo. Nunca llegarás a florecer. Tus rosas no llegarán a manifestarse. No desprenderán su aroma en la existencia.

¿Quieres seguir siendo una semilla o prefieres crecer y tener un gran follaje verde y bellas rosas? Mientras tus rosas no bailen bajo el sol, al viento, bajo la lluvia, no habrás descubierto toda la vida que estaba oculta. Es casi como un iceberg. Únicamente puedes distinguir una décima parte, pero el resto está oculto bajo el agua...

No conocerte es mantenerte al margen de la divinidad de este cosmos. No conocerse es lo más horrible que pueda ocurrirle a nadie.

Por favor, recuerda que no estás buscando algo; estás buscándote a ti mismo".

Osho, No tienes nada que perder. En el camino hacia la verdad, la conciencia y la felicidad
http://osho-maestro.blogspot.com


13 may. 2010

Trabaja mucho si quieres dormir profundamente

"Trabaja mucho si quieres dormir profundamente. Contradicciones. La lógica ordinaria diría que practiques relajación todo el día si quieres dormir bien. Prueba. Acuéstate en la cama, permanece en la cama todo el día, porque si practicas todo el día, todo irá, claro está, mucho mejor de noche. Ésa es la lógica ordinaria.

La vida existe en las contradicciones. Si llega alguien y me dice que tiene problemas para dormir, le digo que se olvide de dormir. Corre seis kilómetros por la mañana y otros seis por la noche. Dormir no es el problema. Debes haberte relajado mucho y entonces el sueño no es necesario...

Hay gente que viene y quiere estar en silencio, quiere entrar en un estado de irreflexión. Les digo que trabajen duro, que practiquen meditaciones catárticas..., dinámicas, Kundalani. Que salten, se muevan y se sacudan.

Y me dicen: "Pero queremos ser silentes. ¿No podemos sentarnos y ser silentes como el Buddha?". Puedes sentarte, pero no estarás en silencio; en tu interior la agitación no te dará tregua. En lugar de eso, haz lo contrario: salta corre, trota, baila. Cánsate, agótate, y luego el péndulo empezará a moverse hacia el extremo opuesto. El silencio sólo es posible si estás agotado; entonces siéntate silencioso, entonces la relajación sucede fácilmente...

Si quieres estar realmente cuerdo, sé capaz de ser demente, sé capaz de meterte en la locura. Eso es lo que enseño. Sé alocado si realmente quieres estar cuerdo...

No intentes ser cuerdo y estarás cuerdo. Siempre que se dé la oportunidad de ser alocado, relájate y enloquece. No te pierdas ninguna oportunidad. Si la gente danza, entonces baila, enloquece. Siempre que descubras una oportunidad de enloquecer, enloquece... Y puedo garantizarte que nunca enloquecerás; seguirás cuerdo. Contarás con una cordura que nadie podrá perturbar, que ninguna circunstancia podrá perturbar".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen


12 may. 2010

El individuo debería sentirse tan feliz, tan dichoso, tan silencioso, tan satisfecho, que gracias a ese estado de satisfacción empieza a compartir

Nadie puede dejar de ser un egoísta excepto los hipócritas. La palabra "egoísta" ha adquirido un tono de condena porque todas las religiones la han condenado. Quieren que seas altruista, pero ¿por qué? Para ayudar a los demás...

El egoísmo es natural. Sí, siendo egoísta llega un momento en el que estás compartiendo. Cuando te encuentras en un estado de alegría desbordante es cuando puedes compartir. Ahora mismo la gente infeliz está ayudando a otra gente infeliz, los ciegos guían a otros ciegos. ¿Qué ayuda puedes ofrecer? Esta es una idea muy peligrosa que ha prevalecido a través de los siglos...

Dicen a la gente que ayude a los demás, pero ellos mismos es­tán vacíos. Dicen a la gente que ame a los demás —a sus vecinos, a sus enemigos— pero nunca les han dicho que se amen a sí mis­mos. Directa o indirectamente, todas las religiones dicen a la gente que se odie. La persona que se odia no puede amar a nadie; sólo puede fingir que ama.

Lo fundamental es amarte tanto a ti mismo que el amor rebose y alcance a los demás. No estoy en contra de compartir, pero estoy absolutamente en contra del altruismo. Estoy a favor de compartir, pero primero debes te­ner algo para compartir. De ese modo no estarás haciendo algo como una obligación hacia nadie, sino al contra­rio, la persona que recibe algo de ti te está haciendo un favor. Deberías estar agradecido al otro, porque podía ha­ber rechazado tu ayuda y ha sido generoso aceptándola.

Siempre insisto en decir que el individuo debería sentirse tan feliz, tan dichoso, tan silencioso, tan satisfecho, que gracias a ese estado de satisfacción empieza a compartir. Está tan pleno como una nube cargada de lluvia que debe descargarla.

Si resulta que sacia la sed de los demás o la sed de la tierra, esto es secundario. Si cada individuo está lleno de alegría, lleno de luz y lleno de silencio, lo compartirá sin que nadie se lo diga, porque compartir es una felicidad. Dárselo a alguien produce más alegría que obtenerlo.

Pero habría que cambiar toda la estructura. No habría que decir a las personas que fuesen altruistas. Si son desdichados, ¿qué le van a hacer? Si son ciegos, ¿qué le van a hacer? Si han derrochado su vida, ¿qué le van a hacer? Sólo pueden dar lo que tienen. De ma­nera que la gente está dando a todo el que entra en contacto con ellos infelicidad, sufrimiento, angustia y ansiedad. ¡Eso es el altruis­mo! No, yo prefiero que todo el mundo sea absolutamente egoísta.

Los árboles son egoístas: aportan agua a sus raíces, aportan sa­via a sus ramas, a sus hojas, a sus frutos y a sus flores. Y cuando flo­recen esparcen su perfume a todo el mundo, tanto conocido como desconocido, familiar o extraño. Cuando están cargados de fruta, comparten y dan sus frutos. Pero si enseñases a los árboles a ser al­truistas morirían, del mismo modo que toda la humanidad está muerta, sólo son cadáveres andantes. Y ¿hacia dónde van? Van ha­cia el cementerio para descansar finalmente en su tumba.

La vida debería ser una danza y la vida de todo el mundo pue­de convertirse en una danza. Debería ser una música, y después podrás compartir; tendrás que compartir. No es que yo lo diga, es una de las leyes fundamentales de la existencia: cuanto más com­partes tu dicha, más crece.

Por eso enseño egoísmo".

Osho, Compasión. El florecimiento supremo del amor
http://osho-maestro.blogspot.com/


11 may. 2010

¿Cuál es entonces la forma inteligente de meditar?

"¿Cuál es entonces la forma inteligente de meditar?

La forma inteligente es poniendo inteligencia en cualquier cosa que hagas. Cuando camines, camina inteligentemente, con consciencia; cuando comas, come inteligentemente, con consciencia. ¿Recuerdas haber comido inteligentemente alguna vez, haber pensado alguna vez qué es lo que estás comiendo? ¿Es alimenticio, tiene algún valor nutritivo? ¿O simplemente te estás llenando sin en realidad alimentarte?

¿Haz observado alguna vez lo que haces?. Sigues fumando…; entonces hace falta inteligencia: ¿qué estás haciendo? ¿Simplemente inhalando el humo y echándolo fuera, y mientras tanto destrozándote los pulmones? ¿Qué estás haciendo realmente?. Estás malgastando tu dinero, malgastando tu salud. Cuando estés fumando, cuando estés comiendo pon inteligencia…

Lo que sea que estés haciendo, pon en ello la cualidad de la inteligencia. Hazlo inteligentemente; eso es meditación".

Osho, La transformación tántrica. El lenguaje del amor

El amor es como la brisa. Llega en su momento; quién sabe de dónde vendrá, de qué persona, de quién

"Recuerda, el amor es una brisa.
Mira... en este momento no hay brisa,
los árboles están en silencio.
¿Qué pueden hacer?
Ellos no pueden provocar la brisa.
Llega cuando tiene que llegar.
Cuando llega danzan alegremente.
Cuando se va, se ha ido.
Tienen que esperar.
El amor es como la brisa.
Llega en su momento;
quién sabe de dónde vendrá,
de qué persona,
de quién".

Osho, La transformación tántrica. El lenguaje del amor

10 may. 2010

La persona realmente religiosa...Te aceptará tal como eres

"La persona realmente religiosa
no obligará a nadie a nada.
No puede ser moralista,
no puede tener ninguna idea del pecado.
Te aceptará tal como eres.
No te pondrá condiciones,
términos,
no te dirá que si cumples con esto
entrarás en el cielo
y si no lo cumples
serás enviado al infierno.
Ninguna persona religiosa será fanática,
¡porque no hay nada por lo que ser fanático!
Será una inmensidad,
un cielo abierto.
No le puedes ver ninguna frontera,
ninguna limitación".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/