1 abr. 2011

El miedo mutila, paraliza: crea un infierno

"Prestar más atención del miedo es un pecado, prestar más atención del amor es una virtud.  Y recordad siempre prestar más atención del amor, porque es a través del amor como se alcanzan las cumbres más elevadas de la vida, hacia Dios. Por el miedo no se puede crecer. El miedo mutila, paraliza: crea un infierno.

Todas las personas paralizadas  --me refiero psicológica y espiritualmente paralizadas--  viven la vida en el infierno. ¿Y cómo lo crean?  El secreto radica en que viven en temor;  sólo hacen algo determinado cuando no hay miedo, pero entonces no hay nada que merezca la pena hacerse.  Todo lo valioso está rodeado de ciertos temores. Si os enamoráis, hay miedo, porque podríais ser rechazados. El miedo dice: "No os enamoréis, entonces nadie os rechazará".  Eso es verdad  --si no os enamoráis, nadie os rechazará jamás--,  pero así llevaréis una existencia sin amor,  que es mucho peor que ser rechazado.  Y si alguien os rechaza, alguna otra persona os aceptará.  La gente que vive con miedo píensa más en no cometer errores.   No comete ningún error, aunque tampoco hace nada más;  su vida está en blanco.  No contribuye en nada a la existencia.  Viene, existe,  o más bien vegeta, y luego muere".


Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/