27 jun. 2011

La cuestión no es lo que haces, sino cómo lo haces

"La iluminación no es algo que haya que conseguir, porque todo lo que se puede conseguir puede ser arrebatado. Lo que se consigue se puede perder.

Lo que yo te digo es que tú eres la propia iluminación.

No quiero que consigas la iluminación, quiero que la vivas. Desde este mismo momento, hagas lo que hagas, hazlo de la forma como lo haría la iluminación.

Hay una declaración de Alan Watts,... que me encanta. Él era un borracho, no obstante, fue el hombre que introdujo en Occidente las partes más esenciales del zen y de la iluminación. Él no escribió como un erudito, sino como un maestro. Justo antes de morir, todavía bebía, un discípulo le preguntó: "¿Has pensado alguna vez?... ¿qué crees que pensaría Buda si te viera bebiendo alcohol?".

Alan Watts le contestó: "Nada. Yo siempre bebo de una forma iluminada".

La cuestión no es lo que haces, sino cómo lo haces. Yo estoy de acuerdo con la declaración de Alan Watts. Existe la posibilidad de que un hombre beba alcohol de una forma iluminada. La iluminación no debe tener ningún límite. No debe tener una fórmula determinada, un patrón determinado que haya que seguir.

La iluminación debe ser una experiencia individual, completamente individual, incomparable y única para cada uno...

Yo seguiré repitiendo una y otra vez, hasta que haga mella en ti, que tú estás iluminado. Y que no tienes que hacer nada especial para ello, simplemente tienes que ser tal como eres, estar completamente relajado, sentirte cómodo con la existencia. No hay que ir a ninguna parte, no hay que conseguir nada, ninguna meta. La orientación hacia una meta es lo que hace a la gente desdichada.

Deshazte de todas las metas y empezarás a danzar en este mismo momento, porque tienes puesta demasiada energía en el proceso de conseguir.  Y como te alejas tanto en tu imaginación, no te queda tiempo, no te queda espacio, no te queda energía para estar aquí.  Si pudieras reunir toda tu energía en este mismo momento, la simple acumulación de esa energía se convertiría en una danza en tu corazón. Y lo que transforma todo es esa danza, no tus esfuerzos...

Simplemente disfruta de la vida.
Es perfecta tal como es.
La idea de la perfección sólo produce neurosis, patologías y desajustes en la mente. Yo te enseño lo ordinario. Te enseño lo sencillo, lo natural, te enseño que ya estás en el lugar al que has estado intentando llegar, tu propio hogar. No malgastes tu tiempo yendo de un lado a otro.

A ti siempre te han dicho que tienes que llegar a ser algo, alguien, por eso todas las religiones me critican, todos los moralistas me critican. Pero yo lo entiendo, porque si me dieran la razón, tendrían que aceptar que todas sus tradiciones, todas sus enseñanzas, cuyo fin es dirigir a la humanidad a metas lejanas, son completamente criminales. Porque ellos le han quitado a la gente la posibilidad de vivir, la posibilidad de amar, de cantar, de danzar. Y lo que es peor, la oportunidad de sentir lo divino aquí y ahora.  Hasta que no puedas sentir lo divino en lo mundano, no serás una persona inteligente. Si en las cosas de tu vida cotidiana no hay una expresión de gratitud, de dicha y de consciencia, seguirás siendo desdichado, y no sólo en esta vida, puede que en muchas otras..."

Osho, Creer en lo imposible antes del desayuno. La experiencia de la auténtica realidad
http://osho-maestro.blogspot.com/