5 jun. 2011

No puedes ser feliz con una mente seria. Con una mente festiva, sí puedes ser feliz

"Todo este mundo es como una obra de teatro, así que no te lo tomes demasiado en serio. La seriedad te meterá en problemas... No te lo tomes en serio...

Si puedes considerar el mundo entero un teatro, recuperarás tu consciencia original. El polvo se acumula porque eres tan serio. Esa seriedad crea problemas, y somos tan serios que incluso viviendo una representación teatral acumulamos polvo. Vete a un cine y observa a los espectadores. No mires la pantalla, olvídate de la película... Alguien estará  llorando y le caerán las lágrimas, alguien se estará riendo, alguien estará excitado sexualmente. Mira a la gente. ¿Qué están haciendo? ¿Qué les está pasando? Y no hay nada en la pantalla, sólo imágenes: imágenes de luz y sombra. La pantalla está vacía.

Pero ¿cómo se están emocionando? Están llorando, sollozando, riéndose. La imagen no es sólo una imagen, la película no es sólo una película. Han olvidado que es sólo una historia; se la han tomado en serio. ¡Se ha vuelto "viva"! ¡Es "real"!  Y esto está sucediendo en todas partes, no sólo en el cine. Mira la vida que hay a tu alrededor. ¿Qué es?.

Ha vivido mucha gente en esta tierra. Donde estás sentado, hay al menos diez cadáveres enterrados, en ese mismo lugar, y ellos también eran serios como tú. Ahora ya no existen. ¿Dónde han ido sus vidas? ¿Dónde han ido sus problemas? Estaban luchando, luchando por un solo centímetro de tierra, y la tierra sigue aquí y ellos no...

Míralo todo: mira hacia atrás, mira hacia delante, mira todas las dimensiones en las que eres, que es tu vida. Parece un largo sueño, y todo lo que te tomas tan en serio en este momento se vuelve inútil al momento siguiente. Puede que ni siquiera te acuerdes de ello.

Recuerda tu primer amor: qué serio fue. La vida dependía de él. Ya no te acuerdas en absoluto, está olvidado. Y cualquier cosa de la que hoy piensas que tu vida depende de ella, será olvidada. La vida es un flujo, nada permanece...

Si no eres feliz, te lo has tomado demasiado en serio. Y no intentes descubrir cómo ser feliz. Simplemente cambia de actitud. No puedes ser feliz con una mente seria. Con una mente festiva, sí puedes ser feliz.  Tómate toda esta vida como un mito, como una historia. Lo es, pero en cuanto te la tomes de esta manera no serás desdichado.  La desdicha surge de la excesiva seriedad. Pruébalo durante siete días; durante siete días recuerda sólo una cosa, que el mundo entero es sólo un teatro..., y no volverás a ser el mismo. ¡Sólo siete días! No vas a perder mucho, porque no tienes nada que perder...

Vete a casa esta noche, y compórtate con tu mujer o tu marido o tus hijos como si estuvieras haciendo un papel en una obra teatral, y observa qué bello es. Si estás haciendo un papel, intentarás ser eficiente, pero no te alterarás. No hay necesidad. Harás el papel y te irás a dormir. Pero, recuerda, es un papel, y durante siete días sigue continuamente esta actitud. Entonces puede sucederte la felicidad, y una vez que sabes lo que es la felicidad, no necesitas entrar en la desdicha, porque es tu elección.

Eres desdichado porque has elegido una actitud errónea hacia la vida. Puedes ser feliz si eliges una actitud correcta... ¿Qué es una actitud correcta? ¿Cuál es el criterio? Para mí, éste es el criterio: la actitud que te hace feliz es la actitud correcta, y no hay ningún criterio objetivo. La actitud que te hace infeliz y desgraciado es la actitud errónea. El criterio es subjetivo: tu felicidad es el criterio".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/