10 nov. 2012

Todo el mundo debería tener el derecho de descubrir su propia religión

     "Una persona realmente religiosa...empezará a vivir según le dicta su conciencia. No se convertirá en un seguidor de Jesús, de Buda, de Mahavira ni de Mahoma. Ser un seguidor de alguien es una cuestión política. Sólo los ciegos, las personas supersticiosas y los crédulos siguen a alguien. Las personas inteligentes intentan comprender a Buda, a Mahavira, a Krishna, haciendo un esfuerzo por entender su mensaje, lo que hacían, lo que estaban viviendo. Pero, finalmente, tendrás que descubrir tu propia luz interior.
     Esto es lo que llamo meditación: descubrir tu propia visión interna y seguirla. De esta forma serás religioso, pero no hindú, ni musulmán, ni cristiano. Tendrás una cualidad religiosa, desprenderás un aroma especial. Serás más cariñoso, más compasivo. Y estas son las cualidades: ser más auténtico, más sincero, ser capaz de entender los distintos puntos de vista, los distintos ángulos y caminos que conducen a la misma meta...
     El ser humano puede ser una gran familia sin necesidad de destruir la variedad. No hay que destruir los diferentes enfoques; todos enriquecen la vida.  Los pájaros tienen trinos diferentes, las flores son diferentes, los árboles tienen diferentes colores, sombras, hojas. Cada río tiene su propio sonido, cada montaña tiene su propia poesía, y lo mismo le sucede a cada individuo...
     Cada individuo tiene su singularidad, y yo la respeto; escoja lo que escoja, es su libertad. A nadie le incumbe el darte una religión. Ni siquiera a tus padres, ni a los sacerdotes, ni a la sociedad, ni al Estado. Todo el mundo debería tener el derecho de descubrir su propia religión. Esto sería el verdadero estado de fraternidad. Tenemos que respetar a los demás en su singularidad, y tenemos que decirles: "Si es bueno para ti, hazlo; para mí no lo es, de modo que buscaré otro camino. Si nos volvemos a encontrar, fenomenal. Compartiré mi camino contigo y tú conmigo, y los dos nos enriqueceremos recíprocamente".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/