14 mar. 2014

Permite que Dios toque algún instrumento a través de ti.

Pregunta:
¿Es verdad que hay que atravesar el infierno?

Respuesta de Osho:
         "No necesitas atravesar el infierno porque ya estás en él. ¿En qué otro sitio encontrarás el infierno?  Ese es tu estado ordinario -el infierno-. No pienses que el infierno está en algún lugar de las profundidades de la tierra. El infierno eres.  Tu inconsciencia es el infierno. Tú cuando no actúas inteligentemente: eso es el infierno. Y como muchísima gente actúa de forma no inteligente, el mundo está siempre angustiado; hay tanta gente neurótica en la Tierra. Y a no ser que te ilumines, seguirás más o menos neurótico. ¡Tanta gente destructiva!  --porque la creatividad sólo es posible cuando se ha despertado tu inteligencia.
          La creatividad es una función de la inteligencia. Los necios sólo pueden ser destructivos. Y eso es lo que está pasando: la gente sigue preparándose para más y más destrucción. Eso es lo que hacen vuestros científicos, eso es lo que hacen vuestros políticos...
          Pero es así como ha existido el hombre a lo largo de los tiempos: mucho más interesado en la destrucción, en destruir a los demás, que en vivir ellos mismos, que en disfrutar la vida.  El hombre parece estar obsesionado con la muerte: adondequiera que va lleva la muerte, la destrucción.
          Esta sociedad neurótica existe porque los individuos están neuróticos. ¡Este mundo es feo porque eres feo!  Tú contribuyes con tu fealdad a este mundo. Y todos siguen añadiendo fealdad, neurosis, y el mundo se hace más y más un infierno. No necesitas ir a ningún otro sitio; este es el único infierno que existe.
          Pero puedes salir de él.  Puedes retirarte si comprendes cómo tu mente contribuye a crear este infierno.  Y una sola persona que deje de crear este infierno, que no colabore, que se rebele, se convierte en una gran fuente para traer el cielo a la Tierra, se convierte en una puerta.
          No necesitas ir al infierno, ya estás ahí.  Ahora necesitas ir al cielo.
          Y de hecho, cuando digo que necesitas ir al cielo, lo que quiero decir exactamente es que el cielo necesita venir a ti. Ábrete al cielo.  Permite que todas tus energías destructivas sean ofrecidas a la creatividad, deja que tu oscuridad se convierta en luz, deja que tu consciencia se haga meditativa y te convertirás en una puerta para Dios, y Dios podrá volver al mundo por medio de ti...
          Te conviertes en un vehículo: permite que Dios toque algún instrumento a través de ti  --una guitarra, un sitar--. Deja que Dios toque una canción a través de ti; conviértete en su flauta, un bambú hueco... Y puedes convertirte en una flauta y la canción de Dios podrá descender a la Tierra. Es muy necesaria.  Incluso si es sólo un poco de salud lo que es posible a través de ti, en este loco mundo... Es muy necesaria, se necesita urgentemente".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/