24 jun. 2016

El amor es un pájaro y le encanta ser libre. Necesita todo el cielo para crecer.

          "El amor es más como una fragancia que como una flor. La flor tiene una forma, pero toda forma limita y el amor es ilimitado; de ahí que no pueda tener ninguna forma. Sin embargo, debido a nuestra inconsciencia intentamos darle una forma, un color, una representación, un límite. Intentamos crear unos márgenes, y cuanto más lo conseguimos, más desaparecerá el amor, morirá.
          Tiene que ser un pájaro en vuelo, en el cielo; no lo puedes enjaular. Aunque fabriques una jaula de oro para él, lo matarás. No es lo mismo un pájaro en una jaula que un pájaro en el cielo; son dos fenómenos diferentes. Se parecen, pero el pájaro en el cielo, al viento, entre las nubes, tiene libertad, y gracias a esa libertad es dichoso. El pájaro en la jaula sólo parece igual formalmente, pero no tiene cielo, no tiene libertad, no tiene dicha.
          El amor es un pájaro y le encanta ser libre. Necesita todo el cielo para crecer. De modo que recuerda que no lo debes enjaular nunca, no lo debes aprisionar nunca, no les des nunca un límite, una forma, un contorno, una imagen, una representación, un nombre, una dirección, una etiqueta; nunca. Limítate a permitir que siga siendo una fragancia, invisible, entonces podrá llevarte en sus alas hasta lo supremo".

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/