25 jun. 2016

Si vas a rezar y no te sientes bien respecto a un amigo o un hermano, entonces primero vete a pedir perdón.

          "Cuando Miguel Ángel estaba trabajando en la Capilla Sixtina, estaba haciendo una pintura de Jesús. La pintura estaba casi completa, sólo faltaban  los últimos toques finales, pero esos últimos toques finales le estaban resultando muy difíciles. Jesús no le estaba saliendo como Jesús; faltaba algo en el rostro de Jesús: no tenía esa suavidad, esa energía femenina, esa cualidad de amor. Lo intentó y lo intentó durante días, y entonces recordó que se había peleado con un amigo y lo llevaba consigo. Y entonces se acordó del dicho de Jesús, que si vas a rezar y no te sientes bien respecto a un amigo o un hermano, entonces primero vete a pedir perdón.
          Salió corriendo de la capilla, fue a ver al amigo, le pidió disculpas y le contó toda la historia. "He estado trabajando durante días enteros, pero no consigo sacar a la luz el rostro de Jesús como debería ser. Permanece en él algo de enfado", porque había algo de enfado dentro de él. Y si hay ira y sentimientos de agravio, y vas a pintar,  tus manos pintarán: tu pintura te representará, tu pintura básicamente te reflejará. Y el día que se disculpó y fue perdonado, llegó con un humor completamente diferente. Y en unos pocos minutos de trabajo finalizó la pintura.  Y es una de las pinturas más bellas de Jesús. Sólo unos pocos toques y la pintura cobró vida y afloró Jesús, porque ahora el corazón de Miguel Ángel estaba en armonía".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com