29 may. 2017

La desobediencia es un arte.

"La desobediencia es un arte.
No es algo duro ni va dirigido contra nadie.
Puedes ser muy educado,
puedes ser muy amable,
y sin embargo ser desobediente.
Parece difícil porque estamos acostumbrados a asociar a la persona desobediente con una persona dura,
con una persona que no es amable,
que no es agradable.
Es una asociación equivocada.
Yo he desobedecido toda mi vida:
a mis padres,
a mis profesores,
a mis mayores,
pero nunca les he hecho sentir que les faltaba el respeto
ni he sido desagradable con ellos.
La desobediencia es un arte mayor que la obediencia.
La obediencia no requiere ningún arte".

Osho, Más allá de la psicología