22 may. 2017

Si eres ambicioso eres político.

“La mente es política, porque la mente es ambiciosa y la ambición es la raíz de la política. Si eres ambicioso eres político. Tu ambición puede vestirse de religión, pero la política está ahí. Entonces estás compitiendo con los demás santos…

Me esfuerzo aquí por enseñarte una forma de vida diferente sin nada de política. Abandona la mente. No seas un esclavo de tu mente. Vuélvete más consciente, más alerta de todas las molestias que te da tu mente, del lío que tu mente está creando en ti, del caos al cual te ha reducido la mente. Sólo observa, permanece atento. Y poco a poco, a medida que va creciendo tu testigo  --Buda lo llama “plena consciencia adecuada”--,  podrás deslizarte fuera de tu mente. Fuera de la mente ya estás fuera de la política. De otra forma, hagas lo que hagas es política.  Si no haces nada, eso también es político. Estás participando, positiva o negativamente. Si votas participas, y si no votas también sigues participando de una forma negativa. No parece haber alternativa. De todas maneras estás involucrado”.

Osho,  The Dhammapada: The Way of the Buddha