17 mar. 2008

Nunca he preguntado nada a nadie en la vida

"Un joven vino a preguntarme si debía casarse o permanecer soltero... es como el suicidio, el mismo problema: ¿has de suicidarte o debes seguir vivo? Seguir soltero es una especie de suicidio porque cercenas la mitad de la vida; decides vivir a medias. El matrimonio es para toda una vida. Por eso le pregunté al joven:

--¿Por qué me lo preguntas a mi? Si no sientes atracción por las mujeres, ¿de dónde surge esta pregunta? ¡Olvídala! Estoy de acuerdo, no hay ninguna necesidad de casarse. Pero si surge el deseo, entonces ve y cásate.

Entonces me preguntó:

--Si es así, ¿por qué no te casaste tú?

Yo le dije:

--Porque así lo decidí. Pero nunca pregunté a nadie. Nunca he preguntado nada a nadie. Uno debe ser responsable. Nunca he preguntado nada a nadie en la vida. ¿Para qué? Si tengo claridad me moveré con ella; aunque yerre, así es como ha de transcurrir mi vida: a través de los errores, a través del ensayo y el error. Pero nunca lanzo la responsabilidad sobre los demás."

Osho, Tao Los tres tesoros, Vol. II
http://osho-maestro.blogspot.com/