13 mar. 2008

Una persona que vive soñando se torna cada vez más estúpida

"Buscas dinero, sueñas con el dinero; nunca te fijas en la gente que tiene dinero, no la ves. Sólo quieres dinero para ti mismo. Crees que cuando tengas dinero todo será fabuloso. Descansarás y disfrutarás, y lo celebrarás, cantarás y bailarás, y harás lo que siempre quisiste hacer cuando no tenías dinero ni oportunidad de hacerlo.

¿Pero te has fijado alguna vez en la gente que tiene dinero? No es que se pongan a bailar de contento precisamente, ni a celebrarlo. No parecen felices. Quizás en alguna ocasión te cruces con un mendigo que parezca feliz, pero es imposible cruzarse con un rico que lo parezca. Es casi imposible encontrar a un rico feliz. El mendigo puede parecer feliz porque todavía puede soñar. El mendigo todavía alberga esperanzas, por eso puede parecer feliz. Puede creer que el día de mañana las cosas mejorarán o, si no, pasado mañana.

Para el mendigo hay un futuro, pero para el rico ha desaparecido. Ha conseguido lo que quería lograr, y no hay nada en ello. Se siente frustrado al ir acumulando dinero. Sea lo que fuere que hubiera visto en el dinero, ahora ya no lo ve. El sueño ha desaparecido.

El ser humano sueña constantemente con poder, prestigio, respetabilidad. Y siempre que lo consigue también consigue frustración. La gente más desdichada es la que ha triunfado a la hora de conseguir sus deseos, porque también ha aparecido la frustración.

La naturaleza del deseo es soñar, y sólo se puede soñar con cosas que no se tienen...

Todo lo lejano parece hermoso. Acércate y todo empieza a cambiar. La realidad es devastadora.

El Buda dice que ser consciente, que estar presente, significa abandonar este sueño inconsciente en el que solemos vivir. Somos sonámbulos. Vamos viviendo, pero de manera muy superficial. En lo más hondo, persisten los sueños, y más sueños....

Una persona que vive en una especie de sueño nunca puede ser inteligente. La presencia en uno mismo, la conciencia, es la llama más pura de la inteligencia. Una persona que vive soñando se torna cada vez más estúpida. Si vives en el torpor de tornarás estúpido, te embotarás.

Este embotamiento ha de destruirse. Y sólo puede destruirse tornándose más consciente. Anda con más conciencia. Come con más conciencia . Habla con más conciencia. Escucha con más conciencia”.


Osho, Dijo el Buda...