14 jun. 2008

La primera cosa esencial es liberarte de tus padres

"El primer paso a dar: Libérate de tus padres. Y no quiero decir con esto que irrespetes a tus padres, no. Sería la última persona en decirlo. Tampoco quiero decir que te liberes de tus padres físicos, quiero decir que te liberes de las voces paternales internas, de tu programa interno, de tus grabaciones internas. Bórralas… y simplemente te sorprenderás de que si te liberas de tus padres en tu ser interior, quedas libre. Por primera vez serás capaz de sentir compasión por tus padres, no así de otra manera; seguirás resentido. Todas las personas están resentidas con sus padres.

¿Cómo no vas a estar resentido cuando ellos te han hecho tanto daño aunque sin saberlo? Ellos desearon lo mejor para ti, querían hacer cualquier cosa por tu bienestar. Pero, ¿qué pueden hacer? Con el querer solamente nada sucede; sólo con los buenos deseos nada sucede. Ellos ha sido bien intencionados, eso es verdad. No hay duda al respecto. Cada padre quiere que el hijo tenga todos los disfrutes de la vida. Pero, ¿qué puede hacer? Él mismo no ha conocido disfrute alguno. Es un robot y sabiéndolo o no, deliberadamente o no, creará una atmósfera en la que el niño tarde o temprano se convertirá en un robot.

Si quieres convertirte en un hombre y no en una máquina, libérate de tus padres. Y tendrás que observar. Es un trabajo duro, un trabajo arduo; no lo puedes hacer instantáneamente. Tendrás que ser muy cuidadoso con tu comportamiento. Observa cuando tu madre está ahí, funcionando a través de ti; detenlo, aléjate de ello. Haz algo completamente nuevo, que tu madre ni siquiera hubiera concebido.

Por ejemplo, tu novio está mirando a otra mujer con mucha apreciación en sus ojos. Ahora observa lo que estás haciendo: ¿Estás haciendo lo mismo que tu madre habría hecho en caso de que tu padre mirase a otra mujer con aprecio? Si haces esto nunca sabrás lo que es el amor; simplemente estarás repitiendo una historia. Será el mismo acto representado por actores diferentes, eso es todo; el mismo mal acto que se repite una y otra y otra vez. No seas una imitadora, aléjate de ello. Haz algo nuevo. Haz algo que tu madre no habría concebido. Haz algo nuevo que tu padre no habría concebido. Esta novedad se tiene que traer a tu ser, entonces tu amor empezará a florecer.

Así que la primera cosa esencial es liberarte de tus padres".

Osho, Sufis : People of the Path
http://osho-maestro.blogspot.com/