5 mar. 2009

Dos per­sonas maduras enamoradas se ayudan mutuamen­te a ser más libres

"Cuando una persona madura da amor,
se sien­te agradecida de que hayáis aceptado su amor,
no al revés.
No espera que estéis agradeci­dos, en absoluto,
ni siquiera necesita vuestras gra­cias.
Ella os da las gracias por aceptar su amor.
Y cuando dos personas maduras están enamoradas,
sucede una de las grandes paradojas de la vida,
uno de los fenómenos más hermosos:
están juntas y al mismo tiempo tremendamente solas;
están tan juntas que casi son una sola persona.
Pero su unicidad no destruye su individualidad;
de hecho, la potencia:
se vuelven más individuales.
Dos per­sonas maduras enamoradas
se ayudan mutuamen­te a ser más libres.
No hay política involucrada,
ni diplomacia ni esfuerzo por dominar.
¿Cómo po­déis dominar a la persona que amáis?".

Osho, Hombre y Mujer. La danza de las energías
http://osho-maestro.blogspot.com/