23 mar. 2009

Ser creativo es la única oración real

"La única manera de venerar a Dios es ser un creador de alguna manera, cualquier cosa sea la que puedes crear. Puedes crear un jardín, puedes crear una estatua, puedes pintar, puedes componer una canción, puedes tocar la guitarra o la flauta o puedes bailar. De cualquier modo que puedas contribuir, sé un creador. Ser creativo es la única oración real; todas las otras oraciones son solamente rituales vacíos...

A mis sannyasins aquí se les enseña solamente una oración: la de ser creativo. Si puedes actuar, sé actor. Si puedes diseñar ropa, diseña ropa. Si puedes hacer trabajo con maderas, haz trabajo con maderas. Si eres un joyero, sé un joyero...

Por lo común llamamos a la persona creativa, persona inspirada -eso no es correcto-, deberíamos llamarla persona aspirada... Inspiración significa llevar algo hacia adentro; cuando inhalas es inspiración. Cuando exhalas es aspiración. Inspiración significa llevar hacia adentro; aspiración significa compartir, dar. Aspiración simplemente significa exactamente lo que significa la palabra "educación"; sacar algo hacia fuera -la flor de la semilla, el agua del pozo-, hacer que lo potencial se actualice...

No dejes que nadie te inspire porque a través de la inspiración te volverás solamente un seguidor.

Inflámate con la aspiración, con la alegría de la creación. Entonces sabrás que hay dolor al dar nacimiento, pero que también hay inmenso éxtasis. Y, debido al éxtasis, el dolor de dar nacimiento es transformado en un dolor dulce. Entonces incluso las espinas son hermosas porque vienen con las rosas. Entonces incluso las noches son luminosas porque son parte de los días. Entonces la oscuridad es hermosa, aterciopelada porque la luz no puede existir sin ella. Entonces todo es aceptado; entonces nada es rechazado. En esa aceptación total uno puede vivir en paz en el centro...

Me gustaría que nadie fuera un seguidor, un imitador. Mis sannyasin no son mis seguidores, son mis amigos... No son inspirados por mí, sino que aprenden aspiración. No han de funcionar como yo, no han de ser como yo; tienen que ser ellos mismos, yo les enseño libertad, no que me sigan. Yo les enseño individualidad, ser únicos, no imitación. Por eso están en paz...

Es debido a que mi gente está en paz consigo misma; no están tratando de mejorar nada. Están simplemente siendo ellos mismos, están compartiendo todo lo que pueden, y están perfectamente felices. No hay deseo de ser más, no hay deseo de ser alguna otra persona. No hay culpa, no hay meta. Están en paz. Eso crea esta atmósfera de tremenda paz".

Osho, Desiderata. Guía espiritual
http://osho-maestro.blogspot.com/