21 abr. 2010

El hombre tiene una infinita potencialidad: puede ser lo más elevado y puede ser lo más bajo

Querido Osho, amo a mi marido pero odio el sexo, y eso crea conflicto. ¿No es el sexo algo animal?

"Lo es. Pero el hombre es un animal; tan animal como cualquier otro animal. Pero cuando yo digo que el hombre es un animal, no digo que el hombre se acabe con la animalidad; puede ser más que el animal, y también puede ser menos. Ésa es la gloria del hombre. La libertad y el peligro, la agonía y el éxtasis. El hombre puede ser muy inferior a los animales y puede ser más sublime que los dioses. El hombre tiene una potencialidad infinita... Un hombre puede convertirse en un Buda, pero también puede convertirse en un Adolf Hitler...

El hombre es un animal. Y la idea de que el hombre no es un animal es una de las trabas para tu crecimiento. Así que das por garantizado que tú no eres animal, y luego dejáis de crecer. El primer reconocimiento tiene que ser el de que "yo soy un animal y tengo que estar alerta y trascenderlo".

Un hombre escribió una carta a un hotel campestre en Irlanda para preguntar si admitirían a su perro. Recibió la siguiente respuesta:

"Estimado Señor:

Llevo más de treinta años en el negocio de la hostelería. Todavía nunca he tenido que llamar a la policía para echar a un perro problemático de madrugada. Ningún perro ha intentado pasarme un cheque sin fondos. Ningún perro ha quemado las sábanas fumando. Nunca he encontrado una toalla del hotel en ninguna maleta de un perro. Su perro será bienvenido.

P.D. ¡Si él responde por usted, usted también podrá venir!".

Los animales son preciosos, sean lo que sean, son sencillamente inocentes. El hombre es muy astuto, muy calculador, muy feo. El hombre puede caer más bajo que los animales, porque el hombre puede elevarse más alto que el hombre, más alto que los dioses.

El hombre tiene una infinita potencialidad: puede ser lo más elevado y puede ser lo más bajo. Tiene toda la escalera en su ser, desde el primer al último peldaño.

Así que lo primero que me gustaría decirte es: no digas que el sexo es algo solamente animal, porque el sexo puede ser algo solamente animal (eso es posible), pero no tiene por qué ser así. Se puede elevar más alto: se puede convertir en amor, se puede convertir en oración. Depende de ti...

El sexo puede convertirse en el puente entre tú y lo supremo".

Osho, La transformación tántrica. El lenguaje del amor