2 abr. 2010

Este es uno de los problemas más arraigados en la relación hombre-mujer

"Este es uno de los problemas más arraigados en la relación hombre-mujer. El hombre tiene más necesidad de libertad que de amor, y la mujer tiene más necesidad de amor que de libertad. No es sólo un problema vuestro, es un problema de todas las parejas del mundo. La mujer no se preocupa en absoluto por la libertad. Está dispuesta a convertirse en una esclava siempre que pueda convertir también a la otra persona en una esclava. Está dispuesta a comprometerse si también obliga al otro a comprometerse. Está dispuesta a vivir en una prisión si el otro está dispuesto a vivir en una celda oscura.

Y el hombre está dispuesto a sacrificar incluso el amor si se vuelva en algo demasiado arriesgado para su libertad. Le gustaría vivir bajo el cielo abierto, aunque fuera solo, no pasa nada. Le gustaría tener una relación amorosa, pero se vuelve oscura, un encarcelamiento. Así que ese es el problema.

Si son comprensivos buscan un término medio. Él reduce un poco su necesidad de libertad y la mujer reduce un poco su necesidad de compromiso y posesividad; llegan a un equilibrio, la mitad cada uno. Entonces la mujer necesita un cincuenta por ciento de amor y un cincuenta por ciento de compromiso, y el hombre un cincuenta por ciento de amor y un cincuenta por ciento de libertad. Así es posible la comprensión y el crecimiento.

Si tú exiges un cien por cien de compromiso y él exige un cien por cien de libertad, surgirán conflictos, discusiones y fastidios continuos, y eso es horrible. Y ¿de qué sirve? Buscad a otra persona. A lo mejor encuentras a alguien que quiera comprometerse, y a lo mejor él encuentra a alguien que le dé libertad.

O bien entendeos y permaneced juntos, o bien separaos, pero no volváis a pelearos...

Hay que darse cuenta de que tanto el hecho de pedir demasiado compromiso como de pedir demasiada libertad son signos de inmadurez. Hay que llegar de algún modo a un acuerdo con la otra persona. Una vez que entiendes que el hombre necesita más libertad, relajas tus exigencias de compromiso. Una vez que el hombre entiende que la mujer necesita más compromiso, relaja sus exigencias de libertad, eso es todo. Si os amáis, estáis preparados para sacrificar un poco. Si no os amáis, es mejor que os separéis.

Así que hablad entre vosotros, pero estoy diciendo que habléis, no que os peleéis ni que os aticéis el uno al otro. Si ahora estáis muy enfadados, no hace falta que sea ahora -esperad dos o tres días-, pero llegad siempre a un acuerdo que suponga un crecimiento para vosotros".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes