2 abr. 2010

El mundo tiene que aprender de nuevo la belleza del llanto y las lágrimas

"Las personas casi han perdido la dimensión de las lágrimas. Sólo se permiten las lágrimas cuando sienten un gran dolor o están sufriendo. Se han olvidado de que las lágrimas también pueden ser de felicidad, de dicha absoluta, de celebración.

Las lágrimas no tienen nada que ver con el sufrimiento o con la felicidad. Las lágrimas tienen que ver con todo lo que está muy dentro y quiere desbordarse. Puede tratarse de felicidad o puede tratarse de infelicidad. Cualquier cosa que allí sea intensa, insoportable, rebosa, la copa está demasiado llena. Las lágrimas surgen de excesiva saturación. Así que disfrútalas.

El mundo tiene que aprender de nuevo la belleza del llanto y las lágrimas, porque si eres incapaz de celebrar con lágrimas, significa que nunca rebosarás de felicidad. Significa que sólo rebosarás cuando sufras, cuando tengas un gran dolor. Es muy sencillo. Significa que has perdido la dimensión de la felicidad, ser tan feliz que llega un momento en el que la copa rebosa.

Muy bien. Deja que ocurra y disfrútalo".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes