9 sept. 2011

No hace falta ser valiente, no hace falta fingir, no hace falta demostrarle a nadie que eres valiente. Si tienes mucho miedo, ten miedo. Cuando tengas ganas de llorar, llora. Cuando tengas ganas de reír, ríe... vive el momento

En las meditaciones cada vez me siento peor... Me he deprimido mucho, he estado muy triste y me he estado criticando a mí misma. Tenía ganas de llorar, pero después pensaba que no eran más que estupideces, que debería hacer otra cosa, que debería estar contenta y feliz.

Osho comprueba su energía.

"Mírame...crees que lloras, pero tu llanto no es muy profundo. En cierto modo lo controlas, no surge de lo más profundo. Puede que lo hayas reprimido mucho, no te afecta en absoluto.

Así que lo primero que hay que tener en cuenta es que hay que permitir que ocurra, y después abandonarse en él completamente. No digas que es una tontería, no lo es... Es una de las cosas auténticas de la vida. Si no eres capaz de llorar profundamente, no podrás disfrutar, son cosas proporcionales. Cuanto más intenso sea tu llanto, más intensa será tu risa. Si no eres capaz de estar realmente triste, no podrás ser realmente dichosa, es imposible.

Tú, más o menos, consigues no estar triste, ese es el problema. Así que no estás triste, pero tampoco puedes ser dichosa.  Tienes que estar triste, la tristeza es una catarsis, un método de limpieza.  Llorar es algo maravilloso, pero todos los aquí presentes han podido darse cuenta de que tu llanto no salía del corazón. Hasta tú misma puedes darte cuenta de que es superficial, es sólo de garganta, no estás en él...

Así que intenta ser fiel al momento. Si tienes miedo, ten miedo, no pasa nada. Tiembla como una hoja en un vendaval. ¿Qué puedes hacer? En la vida hay muerte y todo tipo de desgracias, todo tipo de infelicidad, y es normal tener miedo, no tiene nada de malo.  No hace falta ser valiente, no hace falta fingir, no hace falta demostrarle a nadie que eres valiente. Si tienes mucho miedo, ten miedo. Cuando tengas ganas de llorar, llora. Cuando tengas ganas de reír, ríe... vive el momento.

Necesitarás un poco de tiempo hasta que le cojas el truco, pero lo conseguirás. Además,  tú eres consciente, todo el mundo lo es, de cuándo estás intentando fingir. Puede que se haya convertido en un hábito arraigado, eso es todo.

¿Estás manteniendo alguna relación con alguien?".

Su novio se acerca. Dice que cuando ella empezó a llorar se sintió confundido, que le dio pena, pero que no sabe si fue únicamente porque pensaba que tenía que sentir pena. En realidad, no sabe lo que sintió.

"Has dos cosas: permítele que sea auténtica porque a veces no le permitimos a la otra persona ser auténtica. Si quiere estar triste, muy bien, no pasa nada, deja que esté triste. Y no intentes obligarla a salir antes de tiempo de su tristeza, deja que madure la tristeza. A veces es difícil, te gustaría que se riera y que fuese feliz. ¿A quién no le gustaría eso?

Y la segunda cosa: cuando sientas que está fingiendo, no te compadezcas de ella. Por ejemplo, si está llorando y sientes que está fingiendo, dile: "Eso no te va a ayudar y yo no te voy a compadecer". Si haces eso, la estarás ayudando. Poco a poco entenderá que no vale la pena fingir...

Así que durante estos meses sé realmente sincera; lucha, enfádate, entristécete. En ocasiones te resultará excesivo... pero después tendrás vislumbres de una maravillosa celebración, unos pocos vislumbres de risa, y merecen la pena, pero sólo surgen cuando la ira es auténtica.  Cuando la ira es falsa, la risa también es falsa.

De modo que empieza por donde quieras a ser sincera, porque la falsedad no vale la pena. Ya es hora de que lo hagas...¡ya está bien!".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes
http://osho-maestro.blogspot.com