12 nov. 2011

La vida es muy corta. Aprovéchala

"La revolución es individual, puedes ser transformado como un individuo y entonces irás más allá de la multitud. Pero no te preocupes por estas cosas. Esta pregunta es de Chaitanya Sagar. Él siempre se preocupa por estas cosas. Nunca le respondo, pero siempre está preocupado: preocupado por los demás, preocupado por el mundo, preocupado por la organización, preocupado por el ashram, preocupado por mis discípulos, preocupado por mí; nunca se ha preocupado de sí mismo. Todas estas preocupaciones no ayudarán. El tiempo es corto, la vida es muy corta. Aprovéchala.

La otra noche estaba leyendo una obra de Samuel Beckett: un pequeño libro, el más pequeño del mundo, una breve obra de teatro. El nombre de la obra es Respirar. Su longitud es de sólo treinta segundos...¡treinta segundos! No hay ningún actor en ella, no hay diálogo. Sólo un escenario.

Se abre el telón. Hay muchas cosas tiradas. Basura, como si alguien hubiera salida a toda prisa de la casa. Todo tipo de cosas están revueltas, sin ningún orden. Solamente un desorden, basura. Y desde el fondo, se oye el suspiro de un niño que acaba de nacer. Y treinta segundos después, el sonido de un anciano al morir. Eso es todo, todo lo que la vida es. Treinta segundos: un suspiro y un jadeo. El primer esfuerzo para inhalar y el último esfuerzo para aferrarse a la respiración... y todo desaparece.

La vida es corta, ni siquiera treinta segundos. Aprovéchala como una oportunidad para crecer, como una oportunidad para ser y no te preocupes por otras cosas; todo es basura. Sólo esto es cierto: el suspiro y el jadeo, y todo lo demás es únicamente basura. Olvídate de eso: ¿qué puedes hacer al respecto?

No debería preocuparte si el mundo ha cambiado o no. El mundo es el mismo, tiene que ser el mismo. Sólo tú puedes ser diferente; el mundo nunca será diferente. Cuando te des cuenta y seas consciente, trascenderás el mundo".

Osho, Palabras de fuego. Reflexiones sobre Jesús de Nazaret
http://osho-maestro.blogspot.com/