20 nov. 2011

La vida es para disfrutar y celebrar

"Hay otra historia:
Lao Tzu y sus discípulos pasaron por un bosque donde había cientos de leñadores talando árboles, pues se estaba construyendo un gran palacio. Habían talado casi todos los árboles del bosque, sólo quedaba uno en pie, un gran árbol con miles de ramas, tan grande que bajo su sombra podía albergar a diez mil personas sentadas. Lao Tzu le pidió a sus discípulos que fueran a preguntar por qué ese árbol no había sido talado todavía ya que todo el bosque había sido arrasado y convertido en un desierto.

Los discípulos fueron a donde estaban los leñadores y les preguntaron:
- ¿Por qué no habéis talado este árbol?
Los leñadores le contestaron:
- Porque ese árbol no sirve para nada. No se puede hacer nada con él, sus ramas están llenas de nudos. No hay ninguna parte recta. Con él no se pueden hacer pilares, ni muebles. Tampoco se puede usar como combustible porque su humo es muy nocivo para los ojos, te puede dejar ciego. Por eso no lo hemos talado.

Regresaron y se lo contaron a Lao Tzu, éste se rió y les dijo:
- Sed como este árbol. Si queréis sobrevivir en este mundo, habréis de ser como este árbol, completamente inútiles. Así nadie os hará daño. Si estáis derechos seréis cortados, acabaréis siendo muebles en la casa de alguien. Si sois hermosos seréis vendidos en el mercado, os convertiréis en mercancía. Sed como este árbol, completamente inútil. Así nadie podrá haceros daño. Creceréis hasta haceros enormes, y miles de personas podrán encontrar cobijo bajo vuestra sombra.

La lógica de Lao Tzu es completamente diferente a la de tu mente. Él dice: sé el último. Ve por el mundo como si no existieras. Mantente en el anonimato. No intentes ser el primero porque sino serás conocido. No seas competitivo, no intentes demostrar tu valía. No hace falta. Mantente inútil y disfruta. Está claro que Lao Tzu no fue una persona práctica.  Pero cuando le comprendes, te das cuenta de que, en el fondo, en lo más profundo, es muy práctico, porque la vida es para disfrutar y celebrar, la vida no debe convertirse en una mercancía.  La vida es más como la poesía que como una mercancía en el mercado; debería ser como una poesía, como una canción, como una danza, como la flor que brota al lado del camino, no lo hace para nadie en particular, simplemente está disfrutándose a sí misma, siendo ella misma.

Lao Tzu dice: si intentas ser muy listo, si intentas ser muy útil, serás utilizado.  Si intentas ser muy práctico, de una u otra forma, te pondrán una yunta, porque el mundo no puede dejar en paz a un hombre práctico. Lao Tzu nos dice: abandona esas ideas. Si quieres ser un poema, un éxtasis, olvídate de la utilidad. Mantente fiel a ti  mismo. Sé tú mismo. Los hippies solían decir: "Ocúpate de tus asuntos". Lao Tzu fue el primer hippie del mundo. Nos dice: Sé tú mismo, ocúpate de tus asuntos y no te preocupes de nada más. Tú no estás aquí para ser vendido. Así que no pienses en términos de utilidad, simplemente piensa en tu felicidad. Sé feliz, y si de tu felicidad fluye algo hacia afuera, perfecto, compártelo.  Pero no te obligues a ti mismo a ser una mercancía porque eso conduce al suicidio. Así es como uno se mata a sí mismo. No seas suicida".

Osho, Encuentros con personas notables
http://osho-maestro.blogspot.com/