21 nov. 2011

Ni los reyes ni los políticos, ni los primeros ministros ni los presidentes van a la guerra

"La vida y la civilización habrían sido completamente distintas si hubiéramos entrenado a la gente para tener más inteligencia. No se habrían producido tantas guerras si la gente hubiera preguntado: ¿Por qué?  ¿Para qué vamos a matar, matar a personas inocentes?  Pero son leales a un país y tú eres leal a otro país, y los políticos de los dos países luchan y sacrifican a sus pueblos.  Si a los políticos les gusta tanto luchar, podrían librar una lucha entre ellos, y el pueblo lo disfrutaría como un partido de fútbol.

Pero ni los reyes ni los políticos, ni los primeros ministros ni los presidentes van a la

guerra. La gente de a pie, la que no tiene nada que ver con matar a otras personas, esa es la que va a la guerra a matar y a que los maten. Los recompensan por su fidelidad: una cruz de tal o cual por ser inhumanos, por no usar su inteligencia, por comportarse como robots".

Osho, Intimidad. La confianza en uno mismo y en otro
http://osho-maestro.blogspot.com