26 feb. 2012

Eso es lo que significa el amor: celebrar, compartir...

"Cuando dos personas, dos amantes, descubren esto  -que el otro no es la fuente del placer que sienten-,  dejan de pelearse entre sí; empiezan a amar al otro por primera vez.
   No se puede amar a una persona de la que se depende en cualquier sentido. La odiarás, porque es la causa de tu dependencia: sin ella, no puedes ser feliz. Esa persona tiene la llave , y aquel que tiene la llave de tu felicidad es tu carcelero.  Los amantes se pelean porque creen ver que el otro tiene la llave y que es el otro quien puede hacerles felices o infelices. Sin embargo, una vez que sabes que tú y el otro sois cada uno fuente de vuestra felicidad respectiva, podéis compartir esa felicidad. Esto ya es otra cosa;  no dependéis del otro, y podéis compartir, podéis celebrar juntos el sentimiento. Eso es lo que significa el amor: celebrar, compartir... y no desear algo del otro ni explotar al otro.
   La explotación no puede ser amor, porque estás utilizando al otro como instrumento, y quienquiera que sea  esa persona a la que utilizas te odiará.  Los amantes se odian entre sí porque se utilizan y explotan el uno al otro, y el amor  -que debería ser el más profundo éxtasis-  se convierte entonces en un infierno. Pero una vez que hayas comprendido que tú , y solamente tú, eres la fuente de tu felicidad, podrás compartirla libremente. Entonces el otro ya no es tu enemigo, ni siquiera tu enemigo íntimo.  Por primera vez ha surgido entre vosotros la amistad, y podéis disfrutar de cualquier cosa.
   Y sólo serás capaz de disfrutar cuando seas libre. Sólo la persona independiente disfruta de verdad. Alguien que esté obsesionado con la comida no puede disfrutar; podrá llenarse la barriga, pero disfrutar no, porque su forma de comer es violenta, es una especie de matanza. Cuando come, mata la comida, la destruye.  Y los amantes que creen que su felicidad depende del otro se pelean, intentan dominarse uno a otro, intentan matarse, destruirse. Disfrutarás de todo mucho más cuando sepas que la fuente de la felicidad está en tu interior.  Entonces, la vida entera es una representación, y puedes celebrar el formar parte de ella, a cada momento hasta el infinito".

Osho, El libro del Yoga I, El nacimiento del individuo
http://osho-maestro.blogspot.com/