9 ene. 2013

Ten mucho cuidado con las palabras que usas

     "Ten cuidado con las palabras, las palabras que utilizas, porque llevas tanto tiempo con palabras, a través de palabras...
     He oído:
     Un cazador se perdió en el bosque. Por la tarde llegó a una propiedad, pero le daba miedo entrar porque en la puerta había un gran cartel que decía: "Cuidado, perros peligrosos". Pero la noche iba cayendo y el bosque estaba lleno de animales salvajes. Era preferible enfrentarse a los perros que ser devorado por los animales salvajes. Y estaba tan cansado, tan agotado, que quería descansar. Albergaba la esperanza de que, si había perros, hubiera alguien; el amo de los perros, el dueño de las tierras, el hombre que había puesto esos grandes carteles.
     Entró con un poco de miedo, tembloroso, pero no había otra salida, no había alternativa. Unos metros más adelante se encontró con otro cartel aún más grande: "Cuidado, perros peligrosos". El corazón empezaba a encogérsele, pero no había camino de vuelta, no había vuelta atrás, así que tenía que seguir. De nuevo llegó a un cartel aún más grande.
     En ese momento, vio un perro pequeñito, muy pequeñito, delante de la cabaña del dueño. ¡Un perro tan pequeño que podrías agarrarlo por las patas y lanzarlo a cien metros!
     El cazador estaba muy perplejo. El dueño apareció en la puerta, así que le preguntó:
- ¿Dónde están los perros grandes y peligrosos?
Él contestó:
- No hay ninguno. Éste es mi único perro.
El cazador le preguntó:
- ¿Cree que este perro puede evitar que entre la gente?
El hombre le contestó:
- No, pero los carteles sí. Usted es el primero que ha entrado en años. Aunque no hubiera perro, los carteles serían suficientes.
     La gente vive a través de las palabras. Si en un teatro lleno alguien grita: "¡Fuego!, ¡fuego!", la gente empezará a correr. Nadie se preocupa de averiguar si hay algún fuego. En cuanto escuchas la palabra "fuego", tu imaginación empieza a funcionar...
     Ten mucho cuidado con las palabras que usas. Las palabras tienen asociaciones, profundas asociaciones. Casi se han convertido en realidades concretas en nuestra vida; ya no son simplemente palabras, son cosas".

Osho, Inocencia, saber y asombro
http://osho-maestro.blogspot.com/