19 oct. 2013

De nosotros depende todo: que la Tierra viva, prospere, florezca o que sea un planeta muerto

     "Estás aquí conmigo para aprender algo muy fácil: a disfrutar la paz, a gozar del silencio, a disfrutar algo que está en tu interior y para lo cual no tienes que depender de los demás. Un hombre pacífico irradia paz sobre los otros. Su silencio también alcanza el corazón de los demás. Su silencio se vuelve oceánico y tentador.
     No combato contra la tercera guerra mundial por el simple hecho de que sólo hay una manera de combatirla, y es crear una humanidad pacífica, una humanidad que se niegue a pelear porque ya no encuentra emoción en la lucha. Lo emocionante es estar en silencio sin hacer nada, dejando que la hierba crezca por sus medios. Después de encontrar una emoción real y auténtica, ¿a quién le interesa guerrear?
     No soy un pacifista como tal. No marcho en manifestaciones de protesta en Washington o Moscú. Más bien, produzco y genero una fuerza que puede abrazar a toda la Tierra y que será la barrera contra las armas nucleares, las guerras y toda la sarta de estupideces.
     Reconoce tu responsabilidad. Nunca como hoy los seres humanos hemos tenido la exigencia de ser tan responsables, porque de nosotros depende todo: que la Tierra viva, prospere, florezca o que sea un planeta muerto".

Osho, Rebelión, revolución y religiosidad. La meditación trae la utopía a la Tierra
http://osho-maestro.blogspot.com/