23 oct. 2013

Lo que eres se refleja en todas partes

     "... cuando estás lleno de paz, todos se comportarán de manera diferente contigo. Serán más cariñosos y más amables, menos duros, más abiertos, más íntimos. Hay un imán. La paz es el imán. Cuando tienes paz, la gente se acerca más a ti; cuando estás alterado, todos se sienten repelidos. Y éste es un fenómeno tan físico que lo puedes observar fácilmente.  Siempre que estés en paz notarás que todos quieren estar más cerca de ti, porque esa paz se irradia, se vuelve una vibración en torno a ti. Hay círculos de paz a tu alrededor, y todos los que se acercan quieren estar aún más cerca de ti; igual que quieres ponerte bajo la sombra de un árbol y relajarte allí.
     Una persona que tiene paz interna tiene una sombra a su alrededor. Dondequiera que va,  todos quisieran estar más cerca de él, abiertos, confiados. Una persona que tiene agitación, conflicto, angustia, ansiedad, tensión internos, repele a la gente. Todos los que se acercan se asustan. Eres peligroso. Estar cerca de ti es peligroso, porque darás lo que tienes. Estás dándolo constantemente.  De modo que puede que quieras amar a alguien, pero si estás muy alterado por dentro, incluso tu amante se sentirá repelido y querrá escaparse de ti, porque agotarás su energía y no se sentirá feliz contigo. Y siempre que te vayas, le dejarás cansado, agotado, porque no tienes una fuente vivificadora, sino una energía destructiva dentro de ti.
     Así es que no sólo te sentirás diferente, los demás también sentirán que eres diferente.
     Todo tu estilo de vida puede cambiar si te acercas un poco más al centro... y todo el punto de vista y todos los resultados.  Si estás en paz, el mundo entero se vuelve pacífico para ti.  Es sólo un reflejo. Lo que eres se refleja en todas partes.  Todo el mundo se vuelve un espejo".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/