22 abr. 2017

Si la vida es un regalo, todo lo que pertenece a ella será un regalo. La felicidad, el amor, la meditación -todo lo que es bello será un regalo de lo sagrado, del todo.

“Si la vida es un regalo, todo lo que pertenece a ella será un regalo. La felicidad, el amor, la meditación -todo lo que es bello será un regalo de lo sagrado, del todo. Tú no lo puedes merecer de ningún modo y no puedes forzar a la existencia para que te haga feliz, o para que te vuelva meditativo. Ese mismo esfuerzo es del ego. Ese mismo esfuerzo crea infelicidad. Ese mismo esfuerzo va en contra de ti. Ese mismo esfuerzo te destruye, es suicida.

Ir en busca de la felicidad es imposible. Nadie la ha encontrado nunca. Uno debe de esperar por ella. Y no se tiene derecho a ella en absoluto. Ningún tribunal de justicia puede forzarte a ser feliz o forzar la felicidad a estar contigo. Ninguna violencia del gobierno tiene la capacidad de hacerte feliz. Ningún poder puede hacerte feliz…

La idea misma de que tú puedes buscar la felicidad, que puedes merecerla, que la puedes solicitar, de que tienes el derecho de ser feliz, es estúpida. Nadie tiene el derecho de ser feliz. Tú puedes ser feliz, pero el derecho a serlo no existe. Y si tú piensas que es tu derecho seguirás perdiéndotela, porque desde el principio comenzaste a buscar en la dirección errónea.

¿Y por qué esto? Si la vida es un regalo, todo lo que pertenece a y es intrínseco a la vida será un regalo. Puedes esperar por ella, ser receptivo a ella, puedes permanecer  en una disposición de ánimo de entrega, esperando, paciente, pero no puedes exigir y no puedes forzar”.

Osho, Just Like That