25 ene. 2020

Cada ser humano es una semilla del Buda. Benditas sean las semillas que llegan a su total florecimiento.

“La única cualidad que tiene Buda es ser testigo.
Ambas palabras significan lo mismo:
sé un testigo y eres un buda...
El cuerpo está ahí,
la mente está ahí,
pero tú no eres ninguno de los dos.
Tú eres el testigo.
Este testigo es tu único tesoro.
Todo se quemará en una pira funeraria;
sólo el testigo no puede ser tocado por ningún fuego,
por ninguna espada.
El testigo es tu eternidad...
Cada ser humano es una semilla del Buda.
Benditas sean las semillas que llegan a su total florecimiento”.

Osho, Isan: No footprints in the blue sky