11 ene. 2020

Puedes ser un buda las veinticuatro horas del día.

“Puedes ser un buda las veinticuatro horas del día...Sólo recuerda: ser un buda significa ser un testigo.

Grandes flores comenzarán a llover sobre ti
--de paz, de dicha, de éxtasis…

Este testimonio tiene que ser llevado a toda hora.

Ciertamente llega un día en que no necesitas meditar, cuando Buda permanece en cada circunstancia presente, completamente radiante. Todas las acciones son sus acciones, tú ya no eres más. El Buda canta, el Buda baila, el Buda sonríe. Te has convertido en un mero pasaje para el Buda.

Ese día no está muy lejos. Puede suceder en cualquier momento. Prepárate. No es una práctica, es simplemente crear el momento adecuado para que la primavera venga y traiga todo lo que sea posible a tu potencialidad”.

Osho, Isan: No footprints in the blue sky