6 sept. 2008

Tú eres la fuente de todo lo que existe a tu alrededor: tú eres el creador de tu propio mundo.

¿No hay ruidos horribles si escuchamos desde el centro del cuerpo? Y los ruidos chirriantes de la ciudad que han sido una fuente de irritación para todos nosotros en nuestras vidas... ¿podemos transformarlos en sonido positivo?

"Ésta es desde siempre una cuestión básica: cómo cambiar algo, cómo transformar sonidos negativos en positivos. ¡No se puede! Si eres positivo, entonces nada es negativo para ti. Si eres negativo, entonces todo será negativo para ti. Tú eres la fuente de todo lo que existe a tu alrededor: tú eres el creador de tu propio mundo.

De manera que si todo parece negativo y todo parece destructivo y todo parece hostil, contra ti, es porque no tienes el centro positivo en ti. Así que no pienses en cómo cambiar los ruidos negativos. Si sientes negatividad a tu alrededor, eso simplemente muestra que eres negativo por dentro. El mundo es sólo un espejo, y tú te reflejas en él.

Estuve hospedándome en una casa de reposo en un pueblo. Era un pueblo muy pobre, pero estaba lleno de perros. Todos se juntaban por la noche en torno a la casa de reposo; debía de ser su costumbre habitual. La casa de reposo era un buen sitio: grandes árboles, sombras, y debían de descansar allí todas las noches. Así es que yo también me estaba hospedando allí, y un ministro de cierto Estado se estaba hospedando allí. El ministro se alteró muchísimo porque los perros estaban ladrando, estaban molestando mucho. Pasó la mitad de la noche, y el ministro no podía dormir, así que vino a mí.

Me dijo: "¿Está dormido?". Yo estaba profundamente dormido, así que se acercó, me despertó y me preguntó: "Por favor, dígame cómo pudo dormirse entre semejantes ruidos por todas partes. Hay al menos de veinte a treinta perros, y están luchando y ladrando y haciendo todo lo que los perros hacen normalmente. Así que ¿qué hacer? No puedo dormir, y estoy tan cansado después de viajar el día entero. Si no puedo dormir, estaré en dificultades. Mañana tengo que salir de viaje otra vez, y me iré por la mañana muy temprano. Parece que no puedo dormir, y he intentado todos los métodos que he aprendido y he oído: salmodiar un mantra, rezar a Dios, etc. He hecho de todo, pero no sucede nada, así que ¿qué debo hacer ahora?".

Así que le dije: "Esos perros no se han reunido aquí por usted o para molestarle. Ni siquiera son conscientes de que se está hospedando aquí un ministro; no leen los periódicos. No tienen la menor idea. No están aquí con ningún propósito, usted no les concierne en absoluto. Están haciendo su trabajo. ¿Por qué se está alterando?".

Así que él dijo: "¿Por qué no iba a alterarme? ¿Cómo no voy a alterarme? Con tantos ladridos, ¿cómo voy a poder dormirme?".

Así que le dije: "No luche con los ladridos. Está luchando: ése es el problema, no el ruido. El ruido no le está perturbando; usted se está perturbando a sí mismo debido al ruido. Está en contra del ruido, de modo que se ha puesto una condición. Está diciendo: "Si los perros dejan de ladrar, entonces me dormiré". Los perros no le escucharán. Ha puesto una condición. Le parece que si se cumple la condición, entonces se puede dormir. Esta condición le está alterando. ¡Acepte a los perros! No ponga la condición de que "si dejan de ladrar, entonces me dormiré". Simplemente acepte.

"Los perros están allí y están ladrando; no se resista, no luche, no trate de olvidar esos ruidos. Acéptelos y escúchelos, son bellos. La noche es tan silenciosa, y están ladrando con tanta vitalidad... Escuche. Éste será el mantra, el mantra adecuado: simplemente escúchelos".

Así que dijo: "¡Muy bien! No creo que esto ayude, pero como no queda otra cosa que hacer, lo intentaré". Se durmió y los perros aún seguían ladrando. Por la mañana, dijo: "Esto es milagroso. Los acepté; quité mi condición. Escuché. Esos perros se volvieron muy musicales, y sus ladridos, su ruido, no era molesto. Más bien se convirtió en una especie de arrullo, y me dormí profundamente debido a ello".

Depende de tu mente. Si eres positivo, entonces todo se vuelve positivo. Si eres negativo, entonces todo se vuelve negativo, todo se vuelve amargo. Así que, por favor, recuerda esto, no sólo con respecto a los ruidos, sino respecto a todo en la vida. Si sientes que existe algo negativo a tu alrededor, descubre la causa dentro de ti. Se trata de ti. Debes estar queriendo algo, debes estar deseando algo, debes estar poniendo condiciones.

A la existencia no se le puede obligar a ir conforme a tus deseos; fluye a su manera. Si puedes fluir con ella, serás positivo. Si luchas con ella, te volverás negativo y todo el cosmos a tu alrededor se volverá negativo".

Osho, El libro de los secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/